Telescopio Hubble se niega a morir a 26 años de ser puesto en órbita

Houston, 29 Jun (Notimex).- La exploración del espacio ha sido posible en las últimas tres década gracias a costosos aparatos como el telescopio Hubble, con el que se ha escudriñando el Universo, pese a que sobrepasó su expectativa de vida útil y ya tiene su sucesor, el “James Webb”.

El Hubble, el primer telescopio en el espacio, ha permitido admirar desde planetas hasta estrellas pasando por galaxias o nebulosas.

También demostrar la presencia de gigantescos agujeros negros. Ha sido testigo de las etapas formativas de sistemas solares y ha proporcionando a los científicos los datos más precisos hasta la fecha para calcular la edad del universo.

El telescopio Hubble fue puesto en órbita en 1990. Aunque la duración de su misión se contemplaba de 20 años -2010- ya se ha convertido en uno de los mejores instrumentos científicos de la historia, por lo que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) extendió su vida útil por cinco años.

Hubble explorará el Universo hasta 2021, pero se prevé en 2018 el lanzamiento de su sucesor “James Webb”, con el que compartirá unos años la exploración del cosmos.

Desde que fue lanzado el 24 de abril de 1990, Hubble es “el avance más significativo en la astronomía desde su invención.”

Datos de la NASA indican que el telescopio tiene más de 1.2 millones de observaciones, lo que resultó en más de 12 mil 800 artículos científicos.

La ampliación de la misión Hubble llega gracias a una inversión de 196 millones de dólares por parte de la Universidad para la Investigación en Astronomía, que colaborará con el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore hasta el 30 de junio de 2021, fecha tentativa para desactivar el Hubble.

El Hubble fue bautizado así en honor a Edwin Hubble, uno de los más importantes astrónomos estadunidenses del siglo XX, famoso principalmente por la creencia general de que en 1929 había demostrado la expansión del universo.

En tanto, en 1996 comenzó la planificación de uno de los proyectos más importantes y costosos que ha llevado a cabo la NASA, en colaboración con 17 países y sus diferentes agencias espaciales.

Se trata de la creación del telescopio espacial que sustituiría al Hubble, que en aquel entonces fue bautizado como Next Generation Space Telescope o NGST.

En 2002 el proyecto fue renombrado en honor de James E. Webb, el segundo administrador de la NASA y pieza fundamental del programa Apollo. Desde entonces el proyecto es conocido como James Webb Space Telescope o JWST.

El JWST es el proyecto más costoso de la NASA con un presupuesto de ocho mil millones de dólares y será colocado a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, lo que lo hará inalcanzable para que los astronautas puedan repararlo en caso de alguna avería, algo que complica el trabajo y pone en riesgo todo el proyecto.

Su tamaño total y peso será de la mitad que el Hubble, pero su espejo primario tendrá 6.5 metros de diámetro, seis veces más grande que el del Hubble.

Ese espejo permitirá captar la luz de las primeras estrellas y galaxias que han viajado por miles de millones de años hasta llegar a nuestro sistema solar, además de que será el encargado de sondear las atmósferas de planetas potencialmente habitables fuera de nuestra galaxia.

La NASA tiene programado su lanzamiento para el mes de octubre de 2018, su vida útil será de mínimo cinco años, pero se espera que puedan alargar esa vida hasta llegar a los 10 años.

También podría gustarte