Sorteo de El Buen Fin 2014 por pagos electrónicos

Publicidad engañosa en Buen Fin 2014

Suma 500 millones de pesos premio por uso de pagos electrónicos en el Buen Fin 2014. (Foto: Notimex)

El decreto por el que se otorgan estímulos fiscales para incentivar el uso de medios de pago electrónicos, publicado por la dependencia en diario Oficial de la Federación (DOF) entrará en vigor a partir de mañana.

Esta disposición, explicó, busca promover uso de medios de pago electrónicos, lo que redunda en beneficios para los productores de bienes y prestadores de servicios que están en la economía formal.

Añadió que para las familias mexicanas el pago a través de estos medios resulta un método seguro, operativo y fácil de realizar.

“La entrega de los premios a los tarjetahabientes personas físicas, cuando éstos hayan utilizado como medios de pago las tarjetas de crédito o débito en la adquisición de bienes o servicios dentro del periodo llamado El Buen Fin, será por cuenta del Gobierno Federal y se llevará a cabo a través de las entidades financieras”, precisó.

De esta manera, las personas deberán acreditar una compra no menor a los 250 pesos y no mayor a los 10 mil pesos.

Añadió que a las entidades financieras se les otorgará un estímulo fiscal consistente en permitir acreditar contra el impuesto sobre la renta propio o por retenciones a terceros del mismo impuesto, el monto que hayan entregado como premio a sus tarjetahabientes.

Abundó que será la Federación quien pague por cuenta del ganador del premio el monto que corresponda a retención de gravámenes.

Dicha medida, expuso, para que los tarjetahabientes reciban el valor del premio sin retención alguna de impuestos y no implique perjuicio a la recaudación de las entidades federativas y de los municipios por los impuestos de carácter local establecidos para gravar la obtención de premios.

Para acceder a dichos estímulos fiscales, las entidades financieras que operen de acuerdo con las disposiciones de carácter general aplicables a las Redes de Medios de Disposición emitidas por el Banco de México deberán apegarse a las bases que establezca el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para el sorteo.