Sonora adelanta fin de ciclo escolar 2015-2016 por calor

Hermosillo, 21 Jun (Notimex).- La Secretaría de Educación y Cultura (SEC) anunció que el ciclo escolar 2015-2016 concluirá el próximo jueves, ante la recomendación de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) de proteger a los menores del calor.

El titular de la dependencia estatal, Ernesto de Lucas Hopkins, señaló que la UEPC sugirió a la autoridad educativa de la entidad adelantar la fecha del fin de cursos de preescolar, primaria y secundaria para este 23 de junio.

Anotó que esa medida se deriva de los pronósticos meteorológicos para la entidad, los cuales indican un aumento sostenido de las temperatura, las cuales podrían afectar la integridad física de los niños, niñas y adolescentes.

“La Unidad Estatal de Protección Civil nos ha instruido a que tomemos las precauciones pertinentes para evitar que los menores sufran deshidratación o golpes de calor, enfermedades típicas de la temporada”, subrayó.

Por ello, anotó a través de un comunicado de prensa, la SEC inició el proceso de notificación a jefes de sector, supervisores y directivos escolares sobre la modificación para finalizar clases, para que a su vez informen a los padres de familia.

Por su parte, el subsecretario de Educación Básica, José Víctor Guerrero González, precisó que este ajuste del calendario sólo aplica para los estudiantes, por lo que el personal docente deberá acudir a las escuelas en el horario escolar establecido.

Asimismo, agregó, los Centros de Desarrollo Infantil (Cendi) y las estancias infantiles continuarán prestando el servicio a los hijos de las madres trabajadoras.

Guerrero González subrayó que el próximo viernes 24 de junio, los maestros llevarán a cabo la última reunión de Consejo Técnico Escolar del ciclo 2015-2016, mientras que el 27 y 28 serán destinados para actividades de fin de cursos.

En tanto que el 29 y 30 de junio se realizarán las ceremonias de graduación y entrega de documentos.

El funcionario estatal reiteró el llamado a los padres de familia para que no expongan a los menores a la intemperie y procuren que beban abundantes líquidos.