La solución al cambio climático debe ser global: Mario Molina

México, 10 Ago (Notimex).- La solución al cambio climático debe ser global, similar a la que se dio tras el Protocolo de Montreal para que se eliminara el uso de clorofluorocarbonos, responsables del adelgazamiento de la capa de ozono, aseveró el científico Mario Molina.

Durante la XXXII Reunión Nacional Estudiantil que se efectúa en Ciudad Universitaria, el Premio Nobel de Química 1995 llamó a los estudiantes a ampliar criterios y buscar alianzas para que academia y gobierno cumplan con garantizar el bienestar de la población.

El investigador expuso que la ciencia en sí no dice qué hay que hacer respecto a las causas y los alcances del cambio climático, pues carece de valores.

En todo caso, explicó, “es la herramienta ideal para saber qué puede pasar si uno hace o deja de hacer algo”.

Es ahí, dijo, donde entra la política, la cual es responsable de ejercer las acciones y medidas que garanticen el bienestar de la población, para lo cual es indispensable que se apoye de la ciencia, agregándole el valor que requiere para darle un sentido y objetivo a las acciones implementadas.

Mario Molina mencionó que esa ha sido la labor de la ciencia en los últimos años: dar a conocer lo que ha pasado y pasará con el planeta como resultado de las acciones antropogénicas, a lo que los encargados de ministrar y garantizar el bien común deben llevar a cabo para que los escenarios futuros no sean negativos.

Recordó que cuando planteó la teoría del efecto de los clorofluorocarbonos sobre la capa de ozono del planeta en la década de los setenta, los gobiernos hicieron caso omiso pues trabajaban bajo una visión dogmática de no creer o descartar lo que la ciencia les decía.

Sin embargo los hechos demostraron que “tenía razón” y así al generarse el agujero en el hemisferio sur del planeta se comenzaron a registrar daños causados por el ingreso de los rayos ultravioleta que destruyen las moléculas de ADN y, por lo mismo, generan cáncer.

Fue entonces que mundialmente se llegó a un acuerdo en Montreal, de eliminar el uso de clorofluorocarbonos en sistemas de refrigeración y envasado, de manera que hoy, antes de lo previsto, la capa de ozono ha comenzado a presentar signos de recuperación importantes.

A decir de Molina lo mismo debe ocurrir con la advertencia que se ha hecho sobre el cambio climático, que ha sido generado por un desequilibrio en la atmósfera al expulsar el bióxido de carbono (CO2) que normalmente estaba resguardado como combustible fósil.

Advirtió que debido a que la emisión de ese y otros gases de efecto invernadero (GEI) favorecen la acumulación del calor, la solución es reducir esas emisiones ya que sus efectos, al igual que la de los clorofluorocarbonos, continuarán sintiéndose en el futuro.

Esto se debe, explicó, a que los GEI pueden permanecer por varios años en la atmósfera, por lo que se debe descartar la idea de que el viento ayudará a mitigar la contaminación, ya que sólo la dispersa por el planeta de manera que sus verdaderos efectos se empezarán a sentir en los siguientes años.

Ante ello enfatizó que la ciencia debe apoyarse en la política y esta, a su vez, debe poner atención a lo que le dice la ciencia para plantear las verdaderas acciones que ayudarán a mitigar y revertir los efectos del cambio climático.

La XXXII Reunión Nacional Estudiantil se llevará a cabo hasta el domingo 14 de agosto en el Auditorio Alfonso Caso de Ciudad Universitaria.

NTX/EGL/IAM/CLIMA/NALES/ECO