El Sistema Nacional Anticorrupción está vivo, asegura Función Pública

México, 25 Abr (Notimex).- El Sistema Nacional Anticorrupción tiene vida gracias al papel de las instituciones que lo conforman, que van más allá del curso de la aprobación de las leyes secundarias, afirmó el secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade.

Durante la presentación del informe preliminar de las Recomendaciones de la OCDE a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), expuso que el Sistema Nacional de Fiscalización se lleva a la práctica desde hace unos años para conocer el manejo y el destino de recursos federales en los estados.

En un día como hoy “se le da vida al Sistema Nacional Anticorrupción nuevamente, porque tres instituciones que están involucradas se reunieron en la sede de la Auditoría Superior para reflexionar sobre un tema específico, que es el de la fiscalización”.

Aquí estamos la Auditoría Superior, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) y la Secretaría de la Función Pública (SFP), “los tres integrantes del Sistema Nacional Anticorrupción”.

El funcionario puntualizó que este lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó mejores prácticas, para cumplir con objetivos fundamentales en la fiscalización.

Dichos objetivos son: la transparencia, la integridad, la rendición de cuentas, el control y la gobernanza efectiva, expuso Andrade Martínez.

En su discurso la directora de Gabinete de la OCDE, Gabriela Ramos, consideró que México necesita dar coherencia a un sistema de fiscalización que es complejo, pero necesario.

A su juicio dicho sistema requiere de una comunicación más directa para que la ciudadanía sepa en dónde están sus elementos de transparencia y que les den seguridad.

Además es necesario responder al sentido de urgencia y a las expectativas que han creado las discusiones recientes en materia de lucha contra la corrupción en México, lo que dependerá de la calidad de la legislación secundaria.

Reconoció que ya se dio un gran paso con la reforma constitucional, que denota un esfuerzo muy importante; ahora es momento para que del diseño de un marco legal se pase a un sistema nacional de coordinación, que lleve a la aplicación plena de las medidas contempladas.

Dijo que “la corrupción es el cáncer de México, la corrupción es el cáncer del mundo y la corrupción evidentemente daña la fábrica social y las relaciones entre los ciudadanos. Urge combatirla con toda nuestra fuerza y esto requiere de una acción conjunta y de un entusiasmo colectivo que se ve representado en el esfuerzo que se está haciendo”.

En tanto que la comisionada presidenta del Inai, Ximena Puente de la Mora, señaló que las recomendaciones preliminares de esa organización económica constituyen líneas de acción específicas para las mejores prácticas de fiscalización.

Recordó que los tres órdenes de gobierno tienen un mandato central para reconfigurar la arquitectura de la gobernanza útil, que haga redituables las contribuciones fiscales que realizan cada día los ciudadanos.

El presidente de la Comisión de Vigilancia de la ASF, diputado Luis Maldonado Venegas, dijo a su vez que el Sistema Nacional Anticorrupción descansará básicamente en cuatro pilares y en un conjunto de factores que tienen que atenderse, entre ellos los sistemas nacionales de fiscalización y de transparencia.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señaló que el estudio de la OCDE dará importante información sobre el tema de la gobernanza, pues la corrupción no solo es un problema de los servidores públicos sino de la sociedad en su conjunto.

“Por eso es importante que la participación ciudadana acompañe los esfuerzos de la autoridad para prevenir y combatir este mal, además que contribuye a crear una cultura de legalidad y honestidad que todos aspiramos a que se expanda y, si es posible, se generalice”, concluyó.