Sigue choque Alemania-Turquía por cuestión armenia

Berlín, 9 Jun (Notimex).- El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, criticó hoy al presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, por sus agresivas declaraciones contra parlamentarios alemanes que, dijo, afectan a todo el parlamento alemán.

Rechazó de manera categórica las acusaciones de que los diputados alemanes sean portavoces de terroristas kurdos.

“Quiero recalcar nuestra solidaridad con todos los compañeros y compañeros que, en debido a su actividad política han sido amenazados y sometidos a presión”, dijo Lammert ovacionado en la sesión plenaria celebrada este jueves.

Erdogan puso en duda la procedencia de origen turco de los legisladores alemanes que propusieron la resolución para considerar oficialmente que el imperio otomano en 1915 había perpetrado genocidio contra 800 mil a 1.5 millones de armenios.

El parlamento votó a favor y el mandatario reaccionó furioso, además de que Ankara intensificó sus presiones contra los diputados alemanes, sobre todo contra los de origen turco.

La reacción turca inquieta a los parlamentarios alemanes porque ha generado una ola de odio que puede desembocar en atentados contra los parlamentarios que promovieron la resolución.

La Canciller Federal de Alemania, Angela Merkel, con su habitual cordura en situaciones críticas, declaró que no eran comprensibles las declaraciones del Presidente de Turquía contra Alemania ni contra sus legisladores.

Esa posición le ha acarreado la crítica de los opositores partidos de los Verdes y La Izquierda, que demandan a la Canciller Federal conteste con dureza al presidente turco.

Exigen una respuesta contundente por parte del gobierno alemán ante las presiones recibidas desde el Bósforo pero sus declaraciones no consideran que eso podría desatar un pleito entre gobiernos y países.

También estiman que Merkel debería haber mostrado más contundencia ante Ankara.

“La Canciller Federal dejó que su portavoz se pronuncie al respecto durante dos días antes de referirse ella personalmente al tema”, lamentó la diputada de los Verdes Britta Hasselmann.

También señaló que su grupo parlamentario no acaba de entender la reacción de bajo perfil de la canciller y reconoció que desde su partido esperaban un claro rechazo a esas críticas.

Desde la gran coalición, el socialdemócrata Niels Annen señaló que Erdogan superó de forma inaceptable los límites establecidos y perjudicó de forma notable las relaciones de Alemania con Turquía.

La Gran Coalición que gobierna Alemania desde hace cuatro años está formada por los dos mayores partidos del país: la Unión Demócrata Cristiana de Merkel, y el Partido Socialdemócrata.

A la fecha existen 11 diputados alemanes de origen turco. Cinco de ellos pertenecen al partido socialdemócrata, tres a Los Verdes, uno a la CDU y dos al partido La Izquierda.

No todos participaron la semana pasada en la votación que reconocía como genocidio la matanza de armenios pero todos están en el punto de mira de Ankara, que los considera responsables de que la moción hubiese salido adelante.

Este miércoles, en conferencia de prensa televisada, Ibrahim Kalim, portavoz de Erdogan, anunció que en respuesta a la aprobación de la moción, Ankara preparaba un plan de acción contra Alemania que incluía medidas de protesta.

La agencia de noticias turca Anadolu, indicò que Erdogan también habría declarado que “Alemania debería ser el último país” que debería votar sobre “el llamado genocidio” de Turquía.

Alemania aún debe rendir cuentas sobre el Holocausto y el exterminio de más de 100 mil personas de la tribu Herero en el sudoeste de África a principios del siglo XX, acotó.

También podría gustarte