Culpable Sheriff de Los Ángeles por obstruir a la justicia.

La investigación busca aclarar los abusos en las cárceles del condado.

 

El exjefe del Sheriff del Condado de Los Ángeles, Lee Baca, fue declarado hoy culpable de obstruir la justicia en una investigación federal sobre abusos en las cárceles del condado, y de mentir para encubrir la interferencia.

El veredicto, alcanzado por un jurado en el segundo día de deliberaciones, marcó una caída devastadora para quien en sus 15 años como sheriff se construyó como una figura nacional en la aplicación de la ley, conocido por sus ideas progresistas sobre la justicia penal.

El jurado condenó a Baca por tres delitos graves: obstrucción a la justicia, conspiración y declaraciones falsas a investigadores federales.

La condena es una victoria significativa para un equipo de fiscales sobre corrupción pública de la oficina del abogado general de Estados Unidos, que emprendieron este nuevo proceso contra Baca después de un fallido juicio el año pasado.

En total, 10 alguaciles, agentes y el segundo al mando en tiempos de Baca fueron declarados culpables, mientras otros agentes fueron declarados culpables de violaciones a derechos civiles por golpear a reclusos y visitantes en las cárceles.

Los fiscales argumentaron que Baca era parte de una conspiración puesta en marcha en el verano de 2011 para obstruir los intentos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para investigar denuncias de corrupción y abuso de los alguaciles en las cárceles.

Aunque Baca delegó el manejo cotidiano de la obstrucción a su subordinado de confianza, Paul Tanaka, ayudó a dirigirlo y se mantuvo al tanto de ella.

El plan, según los fiscales, incluía esfuerzos para mantener a los agentes del FBI alejados de un preso informante, para manipular a posibles testigos en la investigación e intimidando a un agente del FBI.

Tanaka, quien fue condenado el año pasado por obstrucción a la justicia y conspiración, recibió una sentencia de cinco años del juez de distrito estadounidense Percy Anderson, quien también presidió los juicios contra Baca y los otros involucrados.