Sevilla gana y es líder provisional de la liga española

BARCELONA (AP) — Lionel Messi volvió a jugar después de tres semanas lesionado y marcó un gol en la paliza del Barcelona 4-0 al Deportivo La Coruña, encarrilada previamente con dos tantos de Rafinha y otro del uruguayo Luis Suárez.

Pero el triunfo del sábado apenas le sirvió al cuadro azulgrana para ocupar el tercer lugar de la liga española, que comanda el Atlético de Madrid con su apabullante victoria por 7-1 sobre el visitante Granada, impulsada gracias a un triplete de Yannick Carrasco y otras dos dianas del argentino Nico Gaitán.

Los rojiblancos siguen invictos, ahora con 18 puntos por los 16 del Barsa y 17 del Sevilla, que derrotó previamente por 3-2 a Leganés para trepar al segundo puesto.

El Real Madrid, con 15 unidades, enfrenta a continuación al Betis.

El Barsa, que el miércoles recibe al Manchester City por la Liga de Campeones, abrió la goleada sobre el Deportivo con tantos de Rafinha a los 21 y 36 minutos, y amplió a los 43 por vía de Suárez, máximo cañonero con seis dianas.

Pero la mejor noticia para los azulgranas fue el regreso de Messi, que no jugaba desde que se lesionara el muslo derecho el pasado 21 de septiembre y salió desde la banca para aportar el cuarto tanto a los 58, evidenciando una plena recuperación.

“Es el mejor jugador del mundo. Es así de fácil”, declaró sobre el astro argentino Rafinha.

Messi volvió a la convocatoria del Barsa pero no al once titular, y vio desde la banca como su equipo le echaba pronto el guante al Deportivo, que debió reordenarse con la salida por lesión de Sidnei.

Para entonces, Neymar ya había hecho temblar el travesaño con una potente volea a centro de Rafinha, y Suárez fallado en el consecuente remache aéreo.

Pero el uruguayo se asoció con Rafinha para que el canterano rematara cruzado, bajo la axila del argentino Germán Lux.

Poco más pudo hacer el arquero en el segundo del Barsa y de Rafinha, atento al rechace de un cabezazo de Gerard Piqué en tiro libre de Neymar.

Hechos los deberes, los locales pudieron lucirse en el tercer tanto de Suárez tras pase con el exterior de Neymar, que el charrúa controló y remató de zurdas.

Con el descanso llegó el relevo de Suárez por Paco Alcácer, pero no un mayor alivio para el Deportivo, que vio como ingresaba en la cancha Messi a poco más de media hora para el final del partido.

El rosarino tardó apenas tres minutos y tres toques en ganarse la ovación, cuando picó un desmarque al interior del área, recibió de Neymar y disparó de primeras con la zurda, ubicando el balón entre el hombro derecho de Lux y el poste más lejano.

La diana de “La Pulga” fue también la quinta de su cuenta liguera y sirvió para finiquitar al equipo gallego, que además sufrió la expulsión de Laure Sanabria por soltar un codazo a Neymar y vio cómo su arquero frustraba por dos veces a Alcácer, aún inédito como goleador azulgrana.

“Ha sido un triunfo muy completo y hemos recuperado a Leo. Es la mejor manera de afrontar el partido contra el City”, celebró el técnico, Luis Enrique.

Carrasco (34,45 y 61) estrenó a lo grande su cuota goleadora por el Atlético, después de que Isaac Cuenca (18) adelantará al colista Granada, que estrenó timonel en Lucas Alcaraz.

El debut se le amargó aún más al técnico con los dos primeros tantos de Gaitán (63 y 81) con los rojiblancos, que sumaron dianas del también argentino Angel Correa (85) y el reaparecido Tiago Cardoso (87) e hilvanaron su cuarta victoria seguida en todas las competiciones.

Cuenca puso el encuentro cuesta arriba para el Atlético con un golazo desde fuera del área a dos toques: control y volea inapelable al rincón derecho.

Pero al Granada le faltó empaque ante el equipo dirigido por el argentino Diego Simeone, que volteó el marcador con un Carrasco en estado de gracia, que rebañó un despeje del mexicano Guillermo Ochoa tras cabezazo de Griezmann en el primer tanto, y se benefició de un desvío defensivo en el segundo.

El tercero llegó en la segunda mitad y tras pase atrás de Griezmann, que vio de cerca como Gaitán se sumaba a la fiesta tras un nuevo rechace de Ochoa.

El argentino, que partió de suplente, aprovechó al máximo sus minutos con el quinto, tras pase de Carrasco y zurdazo seco y raso junto al primer poste. La fiesta la consumaron Correa con un derechazo desde fuera del área, y Tiago, tras asistencia de Carrasco.

En Leganés, el argentino Franco Vázquez (25) abrió la lata por el Sevilla, al rematar un centro de su compatriota Luciano Vietto, y Samir Nasri (57) aumentó la diferencia.

Los locales empataron gracias a David Timor (66) y el argentino Alexander Szymanowski (69), pero Pablo Sarabia (84) decantó definitivamente la balanza por el Sevilla, que truncó una racha de 22 partidos ligueros sin ganar a domicilio, originada en mayo de 2015.

También podría gustarte