Servicio Civil de Carrera, fundamental para combatir corrupción

México, 13 Sep (Notimex).- El Servicio Civil de Carrera es fundamental para formar servidores públicos comprometidos con el bien común, sin consideraciones de grupo o partido, basados en el mérito, imparcialidad e igualdad de oportunidades, afirmó Olga González, consejera electoral del IEDF.

“El primer acto de corrupción que comete un funcionario público es aceptar un cargo para el cual no está capacitado”, agregó la consejera del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), al participar en el foro Retos y perspectivas en materia anticorrupción para la Ciudad de México: Actualización administrativa.

Refirió que aspectos como la transparencia en los mecanismos de acceso a cargos públicos, la homologación de criterios de ingreso y permanencia, así como los programas de profesionalización tienen efectos positivos en la calidad de la administración pública y de la democracia en la capital del país.

La también presidenta de la Comisión Provisional de Seguimiento al Servicio Profesional Electoral Nacional resaltó que la ciudadanía está desencantada y el hartazgo por la corrupción la ha vuelto apática.

Por ello, las autoridades, sociedad civil organizada, empresarios y universidades son la base para sustentar el cambio, mover a la ciudadanía y sacarla de su estado de apatía por el mal funcionamiento del gobierno, añadió en un comunicado.

Observó que información, diálogo y transparencia son indispensables para conformar una estrategia que permita atacar la corrupción, exigir una cultura de la rendición de cuentas y abrir la información para empoderar a la ciudadanía.

En el foro, realizado en el Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México, González Martínez comentó que el Servicio Civil de Carrera posee tres características principales: competencia, neutralidad o imparcialidad y mérito.

Con datos de la Encuesta de Gobierno 2015 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), refirió que en la Ciudad de México existen 258 mil plazas ocupadas en la administración pública, de las cuales 136 mil son de base y 73 mil de confianza.

Consideró que la relevancia de este servicio está en que garantiza la permanencia de los funcionarios a pesar de los cambios de estructura política de gobierno, pues incrementa la productividad, genera resultados, elimina la cultura de la lealtad individual, procura la continuidad a nivel institucional y profesionaliza la función pública.

La consejera electoral mencionó que en el Estado mexicano, el Servicio Civil de Carrera debe estar sustentado en una continua modernización de la función pública, “porque los recursos humanos son un engrane fundamental para el mejor desempeño, y ello se da a través de la profesionalización”.

También podría gustarte