Senadores e investigadores resaltan impulso al parlamento abierto

México, 28 Sep (Notimex).- El Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República y la Asociación Mexicana de Estudios Parlamentarios inauguraron el seminario “La nueva actividad legislativa: Hacia un parlamento abierto”.

Al hacer la declaratoria inaugural, el senador Daniel Ávila Ruiz reconoció que hay un incremento de cuestionamientos al desempeño del Congreso de la Unión, mientras que la apreciación de especialistas y ciudadanos es generalmente de insatisfacción respecto a la labor legislativa.

El secretario técnico del Comité Directivo del IBD abundó que prevalece la precepción de que el Poder Legislativo es una de las instancias gubernamentales que menos trabaja y las encuestas de opinión muestran que es una de las instituciones que genera menos confianza ciudadana, solo por encima de los partidos políticos.

En ese sentido una de las tareas pendientes más importantes y apremiantes es sistematizar, analizar y evaluar las funciones del Congreso de la Unión, en particular el Senado, a efecto de identificar tanto los avances como los principales retos que tiene por delante.

Se necesita discutir temas de este tipo que convergen en la ruta de transformación de un parlamento abierto en México y elaborar propuestas metodológicas que contribuyan a un mejor desempeño legislativo, abundó Ávila Ruiz.

No obstante, destacó que durante los últimos 20 años el Congreso mexicano ha experimentado diferentes transformaciones en su composición política, organización interna, así como en las formas de llevar a cabo el proceso parlamentario y la toma de decisiones.

Hoy el Legislativo interviene tanto en tareas parlamentarias tradicionales, como en las de control, evaluación y representación, agregó el legislador del partido Acción Nacional (PAN).

El coordinador ejecutivo de Investigación del IBD, Gerardo Esquivel Hernández, dijo a su vez que el Senado y otros órganos legislativos del país están cada vez más sujetos a un escrutinio público y a más demanda ciudadana para hacer transparentes sus procesos, de saber cómo y cuánto se trabaja y en qué se gastan los recursos.

En tanto que Luis Rey Raigosa Sotelo, profesor e investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), destacó la cada vez hay más intensa participación de los ciudadanos en la supervisión y el control de los trabajos legislativos.

También podría gustarte