Senadora señala subejercicio en Centro Nacional de Equidad de Género

México, 10 Sep (Notimex).- Se requiere que el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva frene el subejercicio de recursos asignados a la operación de refugios de ayuda a mujeres en violencia extrema, afirmó Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación del Senado de la república.

Apuntó que en agosto el CNEGSR, dependencia de la Secretaría de Salud, presentó ante la Mesa Interinstitucional de Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres 2016 en la Cámara de Diputados un informe en el que muestra el uso de los recursos etiquetados en el PEF 2016.

Detalló que de acuerdo a la información expuesta en dicha Mesa, a julio de 2016, de los 286 mil 100 millones de pesos asignados para la atención a la violencia, se aprobó el financiamiento para 51 Instancias y Organizaciones que brindan atención de Refugio a mujeres víctimas de violencia y en su caso, sus hijas e hijos, lo que significa un ejercicio de 274 mil 688 millones 120 mil pesos.

Esto, añadió, resulta alarmante pues impacta en las asignaciones de los próximos años, aunque la cantidad pudiera parecer poca, es una cifra considerable que desde la experiencia operativa ayuda a subsanar algunos de los rubros y conceptos necesarios para continuar brindando la atención profesional y de calidad a las mujeres, y sus hijas e hijos víctimas de violencia.

Por ello, la presidenta de la Comisión de Gobernación propuso se signe, como en los dos años anteriores un Convenio Modificatorio con Ampliación del Presupuesto designado a cada Institución y Organización participante en la convocatoria 2016.

De esta forma, aseveró, los refugios podrían atender rubros como la profesionalización y capacitación para equipo multidisciplinario que hace posible las atenciones y servicios; contención emocional para el equipo multidisciplinario para prevenir el Burnout (padecimiento derivado de un estrés prolongado).

Asimismo, agregó, la capacitación para el empleo para mujeres víctimas de violencias cuyo objetivo es fomentar autonomía económica; honorarios para personal de seguridad, entre otros.

La representante priista señaló que los refugios para mujeres víctimas de violencia son espacios confidenciales, seguros, temporales y gratuitos que proporcionan atención integral, es decir servicios de carácter psicológico, educativo, médico, legal y de trabajo social, a mujeres, sus hijas e hijos que han sido víctimas de violencia extrema en el ámbito familiar.

Finalmente, dijo que en México operan actualmente 72 Refugios de los cuales 34 pertenecen a organizaciones de la sociedad civil, 4 a instituciones de asistencia privada y 34 son instituciones públicas, de ese universo, sólo 44 refugios, 32 de la Organizaciones de la Sociedad Civil y 12 de gobierno, se articularon en la Red Nacional de Refugios.

También podría gustarte