Senador llama a endurecer sanciones contra abuso sexual infantil

México, 6 Oct (Notimex).- El senador Benjamín Robles Montoya propuso modificar el Código Penal Federal para aumentar al doble las sanciones correspondientes para los agresores sexuales de menores de cinco años.

A través de una iniciativa, el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) destacó la necesidad de crear mecanismos que coadyuven en la inhibición de los delitos cometidos contra el libre desarrollo de la personalidad de las niñas y niños menores de cinco años.

En tribuna en el marco de la sesión ordinaria, expuso que los niños mexicanos pasan por situaciones verdaderamente críticas en su desarrollo temprano e integral; además, los menores de cinco años son víctimas de manera indiscriminada de delitos sumamente graves como el abuso sexual, el maltrato infantil e incluso el homicidio.

“La protección de los niños y las niñas frente a todas las formas de violencia, como el abuso y explotación sexual, es un derecho consagrado en el Artículo 19 de la Convención sobre los derechos del niño”, indicó.

El perredista lamentó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual, violencia física y homicidio de niñas y niños sin hacer nada más que asignar un día del año para hacer conciencia sobre este tema.

Señaló que actualmente no existen estudios o datos referentes a la tasa de incidencia del delito de abuso sexual y maltrato en niñas y niños menores de cinco años, ni mecanismos efectivos para su protección.

“El gobierno federal y los gobiernos estatales y municipales no han generado mecanismos efectivos para su protección, no existen protocolos de detección oportuna de violencia sexual infantil en menores de cinco años, ni en las casas de salud, ni en las guarderías, ni en los espacios socioculturales y menos aún en la población en general; tampoco existen mecanismo jurídicos que inhiban la comisión de este tipo de delitos”, aseveró.

Robles Montoya aseveró que, debido al impacto y las consecuencias negativas que tienen en la vida y el desarrollo de los niños o niñas víctimas, las agresiones a infantes menores de cinco años deben ser reconocidas como lo que son, un delito grave.

“El abuso sexual infantil es una de las formas más graves de violencia contra la infancia y conlleva efectos devastadores y permanentes en la vida de quienes lo sufren”, aseveró el legislador.

“Sin embargo, debido a la invisibilización e incluso al menosprecio de las niñas y los niños menores de cinco años, estas prácticas se han considerado únicamente como un problema que transgrede las normas sociales”, puntualizó.

También podría gustarte