Segundo ministro brasileño comprometido por grabaciones ocultas

Río de Janeiro, 30 May (Notimex).- El ministro de Transparencia de Brasil, Fabiano Silveira, ayudó al presidente del Senado –sospechoso en la Operación Lava Jato- con informaciones confidenciales y le orientó en caso de ser interrogado, según una grabación revelada por la televisión que podría provocar su caída.

El audio fue realizado por el exsenador Sergio Machado de forma subrepticia, quien grabó a varios funcionarios del Estado y del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en conversaciones que amenazan la estabilidad del nuevo Ejecutivo del presidente interino Michel Temer.

El titular de la cartera de Transparencia, encargado de velar por el combate contra la corrupción en el Ejecutivo, aparece en grabaciones realizadas en febrero y en marzo orientando a Renan Calheiros, presidente del Senado y sospechoso de corrupción, sobre cómo responder en interrogatorios.

El ministro también habría consultado personalmente a los fiscales de la Operación Lava Jato, que investiga la mayor trama de corrupción del país vinculada a la estatal Petrobras, para saber si tenían evidencias contra Calheiros.

Funcionarios del Ministerio de Transparencia exigieron hoy en una nota la dimisión del ministro, mientras la prensa especula con la posibilidad de que Fabiano salga del Ejecutivo tras las revelaciones, lo que supondría un duro golpe al Ejecutivo.

La nueva grabación mantiene abierta la crisis en el gobierno de Temer, quien el lunes pasado ya tuvo que destituir a uno de sus hombres de mayor confianza, el titular de Planificación, Romero Jucá, por una grabación que evidenciaba que maniobró para frenar la Lava Jato.

Las grabaciones, que se filtraron durante toda la semana pasada a la prensa brasileña, también implican al expresidente José Sarney, que gobernó Brasil entre 1985 y 1990, y a Calheiros, líder de la cámara alta y cuarto en la línea de sucesión, en sus intentos por frenar los impactos de la Operación Lava Jato.

Considerada la mayor trama de corrupción de la historia de Brasil, la Operación Lava Jato ha imputado o ha investigado ya a más de 60 políticos de primer nivel, entre ellos el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, el presidente del Congreso, Eduardo Cunha, y el propio Renan Calheiros, que tiene varias causas abiertas en el Supremo Tribunal Federal.

En el centro del escándalo se encuentra la estatal Petrobras, de donde habrían salido cientos o miles de millones de dólares a intermediarios, partidos políticos y cargos estatales por medio de contratos de suministro sobrefacturados.

También podría gustarte