Seguiremos con monitoreo porque temporada de lluvias aún no termina

México, 11 Ago (Notimex).- El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, señaló que si bien la emergencia por el paso de las tormentas tropicales Earl y Javier ya se superó, no se puede bajar la guardia porque apenas se está a la mitad de la temporada de lluvias.

Entrevistado en la Secretaría de Gobernación, el titular de la Sedesol dijo que luego del paso de estos fenómenos meteorológicos se trabaja en dos vertientes.

Por un lado, indicó, la emergencia ya se superó, pero “seguimos todavía con preocupaciones que estamos atendiendo coordinados con los estados y los municipios, por lo que tenemos que seguir monitoreando de cara a posibles contingencias que todavía pudieran presentarse”.

Meade Kuribreña comentó que en términos de los trabajos que se están haciendo en materia de evaluación de los daños y de apoyo a las comunidades, van adelantados.

Señaló que se aprobaron ocho millones de pesos del Programa de Empleo Temporal e incluso ya empezaron las ministraciones, y “habremos de estar permanentemente cerca y pendientes de cómo va el recuento de daños para ver qué instancia, autoridad y cómo se subsanan”.

Indicó que la primera entrega de recursos que se hizo permitió apoyar a quienes estaban ya en el albergue, 106 personas el día de antier en Puebla, con el equivalente de 20 jornales.

Por ello, “habremos de revisar con este presupuesto global, pues buscando apoyar con el equivalente de 20 jornales a las más personas posibles”, subrayó.

En entrevista por separado, la titular de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, dijo que tanto en Puebla como en Veracruz se está haciendo la valoración de los daños, ya que se han podido detectar afectaciones importantes.

Agregó que lo más lamentable es la pérdida de vidas humanas, pero también están los daños materiales en viviendas, caminos, carreteras, vialidades que se están ahora documentando, y hay un plazo de alrededor de 10 días para que se pueda tener ya un balance.

Comentó que las brigadas de la Sedatu están desplegadas en los 29 municipios, en el caso de Puebla, en tanto que en Veracruz, también están trabajando para documentar daños en la vivienda y poder presentar los requerimientos al FONDEN.

Meade Kuribreña dijo que se está hablando de comunidades muy dispersas en las que incluso las brigadas están teniendo que llegar a pie, pues los deslaves afectaron los caminos y las comunidades están incomunicadas por la vía terrestre, y no se puede llegar tampoco por vía aérea.

Expuso que ahorita la importancia es la emergencia, que la gente siga resguardada en los albergues porque sigue lloviendo, y las laderas hay algunas en condiciones complicadas, por lo que pudiera haber todavía deslaves.

Negó que haya una mala planeación o que estén fallando los presupuestos en los estados para atender este fenómeno de las lluvias, ya que se trata de fenómenos meteorológicos que no se pueden planear, por lo que “estamos sujetos a esta vulnerabilidad, sobre todo en la sierra”.

Expuso que por eso se está trabajando conjuntamente con la Secretaría de Gobernación, con el área de Protección Civil, en una guía de resiliencia que se va a presentar próximamente para por lo menos darle cierta orientación a los municipios y dejar de construir riesgos.

Sin embargo, “la naturaleza es la naturaleza y lo que hay que estar es prevenidos con los esquemas de protección civil, y por otro lado, también con la capacidad de respuesta frente a estas situaciones que están documentadas”, concluyó.

NTX/JRN/RMJ/CLIMA/NALES/HUR

También podría gustarte