Sánchez Camacho pide no hacer de sustitución de Basave una crisis

México, 19 Jun (Notimex).- Al advertir sobre la crisis financiera que atraviesa el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el secretario de Acción Política Estratégica de este instituto político, Alejandro Sánchez Camacho, llamó a las corrientes internas a no hacer de la sustitución de Agustín Basave, una crisis política.

En conferencia de prensa, el dirigente partidista conminó a no “echarla más gasolina al fuego” y por medio del consenso nombrar a un nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) que garantice la gobernabilidad.

Precisó que la crisis presupuestal que atraviesa el PRD se debe a los malos resultados electorales que obtuvieron en 2015, pues sus prerrogativas pasaron de 600 millones, a 400 millones de pesos, es decir, se redujeron en 200 millones de pesos.

Por ello, Sánchez Camaho propuso aplicar un plan de austeridad urgente, con el propósito de “evitar la asfixia” en términos financieros de este partido político.

Negó que dicha situación financiera se deba a la administración de Agustín Basave, a quien expresó su agradecimiento, aunque comentó que “su gestión fue de claro-oscuros”, porque si bien se ganó con las alianzas en algunos estados, también se perdieron Oaxaca y Tlaxcala.

Sin embargo, aclaró que el PRD no dejará solos a los candidatos de esos dos estados, pues impugnarán los comicios y agotarán todos los recursos hasta llegar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), si es necesario.

Comentó que aunque en los pasillos ya suenan algunos nombres, hasta el momento no se ha hecho ninguna propuesta formal de las expresiones políticas del posible sustituto de Basave.

Adelantó que durante la próxima semana se establecerán mesas bilaterales y trilaterales para tratar de llegar a un acuerdo que garantice la gobernabilidad del PRD.

Sánchez Camacho dijo que en este momento todo es posible, desde que asuma la presidencia Beatriz Mójica Morga, que actualmente es la secretaria general, hasta que haya un acuerdo para que llegue otro dirigente nacional.

No ostente, expresó que lo más importante es ver hacia adelante, porque deben analizar si se adelanta la renovación de todos los órganos de dirección tanto del CEN, como de las dirigencias estatales y municipales con miras a las elecciones de 2017 y 2018.

Alejandro Sánchez Camacho explicó que de acuerdo con sus estatutos, el cambio de los dirigentes tendría que ser hasta noviembre de 2017, lo que podría generar una crisis política interna que se reflejaría en los resultados electorales, por ello consideró indispensable adelantar los cambios.

En ese sentido propuso que a finales de este año o a más tardar en enero de 2017 deben estar listos los relevos, con el propósito de estar fuertes y unidos para competir en los comicios del Estado de México y Coahuila, cuyos resultados serán muy importantes si se quiere aspirar a la Presidencia de la República en 2018.

También podría gustarte