El Salvador: piden antejuicio para exministro de Defensa

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — La Fiscalía General de la República pidió el jueves a la Asamblea Legislativa que inicie un antejuicio contra el actual embajador de El Salvador en Alemania, el general José Atilio Benítez, quien está siendo investigado por los delitos de tráfico ilegal de armas, actos arbitrarios y estafa.

El fiscal general Douglas Meléndez, quien presentó la solicitud ante la Asamblea Legislativa, explicó que el general Benítez cometió los delitos cuando se desempeñó como viceministro y luego como ministro de la Defensa Nacional, en el gobierno del expresidente Mauricio Funes.

El general Benítez se valió de su cargo para traficar con armas de fuego de los almacenes de la Fuerza Armada, y daba órdenes a sus subalternos para que inscribieran las armas de manera fraudulenta, que luego eran vendidas a particulares, aseguró el jefe del ministerio público.

Según la fiscalía, el general Benítez legalizó en el registro de armas del ministerio de la Defensa Nacional, 30 armas de guerra y cortas, las que después fueron vendidas en el mercado negro.

El fiscal Rodolfo Delgado explicó en conferencia de prensa que cuando Benítez “ejerció como viceministro y ministro de las Defensa Nacional, ordenó la inscripción ilegal de armas de fuego y armas de guerra cuya procedencia no está del todo determinada, pero también se le señala como que dirigía una red criminal enquistada en la dirección de logística en el Ministerio de la Defensa Nacional y con la cual se facilitaba la inscripción de armas ilegales cuya procedencia no podía ser determinada”.

Según las investigaciones, también utilizaban piezas de las armas de fuego decomisadas por la Policía Nacional Civil y la Fiscalía y las colocaban en otras armas para luego ser comercializadas.

Afirmó que el móvil de cada uno de estos delitos “era de naturaleza económica, puesto que las armas, algunas de ellas extraídas de los almacenes de guerra del Ministerio de la Defensa, posteriormente se entregaban a otros oficiales del ejército para ser comercializadas con particulares”

Los fusiles se vendían en entre 4.000 y 7.000 dólares, “con la garantía que era un militar de alta jerarquía dentro del ejército el vendedor y que todos los documentos estaban en regla”, afirmó.

Los diputados de la Asamblea Legislativa deberán decidir si hay méritos para quitarle la inmunidad al general y puede ser procesado en los tribunales de justicia.

El general Benítez reemplazó al general David Munguía Payés cuando éste fue nombrado ministro de Justicia y Seguridad Pública, pero cuando la Corte Suprema de Justicia ordenó su remoción, Munguía Payés regresó como ministro de la Defensa Nacional y Benítez fue enviado al servicio exterior.

También podría gustarte