La salud del rey de Tailandia mejora pero sigue siendo frágil

Bangkok, 19 Jun (Notimex).- La salud del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, el soberano vivo con el reinado más longevo, ha progresado después de una cirugía del corazón, a pesar de que sus problemas en su cerebro continúan, reportó hoy la Casa Real.

Bhumibol, de 88 años de edad, fue intervenido para colocarle un “estent”, un dispositivo que ensancha las arterias coronarias, después de haber sufrido una contracción irregular de los músculos del corazón el pasado 7 de junio.

En el comunicado, la Casa Real manifestó que el electrocardiograma y el análisis de sangre han demostrado que la condición de su músculo cardiaco ha mejorado, de acuerdo con un reporte del diario tailandés The Nation.

El equipo de médicos del soberano realizaron el mes pasado otra operación al monarca para corregirle la superabundancia de líquido cefalorraquídeo mediante el ajuste de un tubo que tiene introducido en el abdomen.

“Detectamos que sus músculos faciales hacían movimientos irregulares, por lo que los médicos hicieron un examen con rayos equis y descubrieron un exceso de fluidos en el cerebro”, se indicó en esa ocasión.

Bhumibol ascendió al trono en 1946, pero no fue coronado hasta el 5 de mayo de 1950, “una semana después de contraer nupcias” con la actual reina Sirikit, prima segunda suya, según una biografía oficial.

Es el único rey que ha conocido la mayoría de los tailandeses, que lo tiene como un ser semidivino, símbolo unidad y guía de la nación.

El monarca ha pasado la mayor parte de los últimos seis años en el hospital debido a su frágil salud y se ha tenido que someter a diversos tratamientos de distinta índole.

La última aparición pública del monarca, que lleva varios años ingresado en Siriraj por distintos achaques propios de su edad, ocurrió el 11 de enero pasado, para efectuar una breve visita al palacio Chitralada, en Bangkok.

El pasado 9 de junio, Bhumibol Adulyadej celebró el 70 aniversario de su ascenso al trono en medio de la preocupación por su delicado estado de salud y cuando permanece ingresado en el hospital Siriraj de Bangkok, donde ha pasado la mayor parte de la última década.

También podría gustarte