Saint-Etienne golea 4-1 al Burdeos

PARíS (AP) — El argentino Angel Di María anotó el tanto que dio el domingo la victoria al París Saint Germain, por 2-1 en cancha de su rival acérrimo Marsella, y el conjunto de la capital conservó su impresionante ventaja de 24 puntos en la cima de la liga francesa.

Zlatan Ibrahimovic marcó el primer tanto del PSG, apenas a los dos minutos, para llegar a 21 dianas en la temporada de liga. A los 71, realizó una estupenda jugada individual para ganarle el balón al arquero Steve Mandanda a un costado del área, antes de entregar el pase a Di María, quien se sacudió la marca con una buena gambeta y anotó el gol de la diferencia.

Así, “Les Parisiens” extendieron a 34 su racha de partidos sin conocer la derrota, un récord.

Remy Cabella había igualado el marcador por Marsella en el primer tiempo.

En medio de un ambiente hostil en el Stade Velodrome, Di María pareció azuzar al público local, al hacer un gesto con la mano después de su gol. Lo mismo hizo el mediocampista Blaise Matuidi.

El técnico del PSG, Laurent Blanc, reconoció que su equipo tuvo algo de fortuna en el duelo.

“Marsella nos generó muchos problemas”, dijo. “Nos sorprendieron y nosotros cometimos muchos errores técnicos. Perdimos el balón muy rápido y nos faltó paciencia”.

Pero el PSG siempre puede contar con Ibrahimovic para resolver los problemas, y el club no ha caído en la liga desde el 15 de marzo.

“Ningún equipo es invencible”, advirtió el capitán brasileño Thiago Silva. “Pero si seguimos así, creo que podemos continuar sin perder hasta el final”.

Ante el encono entre los seguidores de ambos equipos, la policía ordenó en la semana que no ingresaran al graderío hinchas del PSG. Cuando el autobús del equipo visitante se aproximaba al inmueble, algunos fanáticos del Marsella le lanzaron objetos. También volaron proyectiles en dirección de Di María cuando se preparaba para cobrar un corner en el segundo tiempo.

Marsella no gana en casa un partido de liga desde el 13 de septiembre. Se ubica en el décimo puesto. Su última victoria sobre el PSG data de 2011.

También el domingo, Saint-Etienne goleó 4-1 a domicilio al Burdeos para igualar en 39 puntos al Niza, tercer lugar de la tabla general.

El mediocampista Vincent Pajot y el recién firmado Oussama Tannane anotaron en los primeros siete minutos del partido ante una débil defensa del Burdeos, que ha concedido 12 goles en sus últimos cuatro encuentros.

Pese a que el defensa Cedric Yambere acortó distancias a los 10 minutos, Saint-Etienne marcó en la segunda mitad a través de los delanteros Alexander Soderlund a los 70 y Nolan Roux cuatro minutos después para poner cifras definitivas.

El delantero del Burdeos, Cheick Diabate, fue expulsado en tiempo de reposición.

Niza sigue adelante del Saint-Etienne por diferencia de goles.

Por otra parte, el delantero Eder anotó su primer gol para el Lille, pero un penal convertido por Ousmane Dembele a los 89 minutos rescató el empate 1-1 para el Rennes.