Sacude a Guatemala nuevo escándalo de corrupción legislativa

Guatemala, 26 May (Notimex).- El Ministerio Público (MP) de Guatemala anunció hoy las capturas de exdiputados y la solicitud de retiro de inmunidad de siete legisladores por un nuevo escándalo de al menos 50 “plazas fantasmas”, con pérdidas millonarias al erario guatemalteco.

Los titulares del MP, Thelma Aldana, y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el colombiano Iván Velásquez, informaron en rueda de prensa sobre el nuevo caso de corrupción.

Los hechos involucran a exdirectivos del Congreso (unicameral, 158 diputados) y a legisladores que asumieron el pasado 14 de enero para un mandato de cuatro años.

Velásquez expuso que de acuerdo con la investigación del MP y la CICIG, los legisladores acusados “solicitaron contrataciones que encuadran en la modalidad de ‘plazas fantasma’”.

La investigación se centró en las juntas directivas de los periodos 2014 y 2015, que encabezaron Arístides Crespo y Luis Rabbé, respectivamente, sobre quienes pesa una solicitud de antejuicio (retiro de la inmunidad parlamentaria).

Los exdiputados Alfredo Rabbé -hermano del expresidente-, el ex vicepresidente Edgar Cristiani, y el exdirector del Congreso, Luis Mijangos, fueron detenidos, mientras que Carlos Herrera tiene orden de captura.

Aldana, también fiscal general, dijo que el MP solicitó el antejuicio contra siete diputados que en la anterior legislatura (enero de 2015 a enero 2016) integraron la junta directiva.

Los diputados que podrían perder su inmunidad para someterse a los tribunales son los expresidentes del Congreso, Luis Rabbé y Arístides Crespo, así como César Fajardo, Manuel García Chutá, Juliio César López, Carlos López Girón y Selvin García.

Cuando Crespo fue presidente del Congreso (2014) se excedió en la contratación de personal, dijo Velásquez, de la CICIG, dependencia de las Naciones Unidas que colabora con el MP en la lucha contra el crimen organizado.

La investigación estableció que los miembros de las juntas directivas del Congreso de los periodos de 2014 y 2015, “incluyendo a presidentes (Crespo y Rabbé), se coludieron con intención de generar un gran número de contrataciones anómalas e ilícitas”, dijo Aldana.

En varios casos los diputados firmaron contratos, recibieron dinero, pero no prestaron ningún servicio, mientras que el personal contratado cobraba pero no asistía a trabajar.

La fiscal general dijo que hasta el momento se han detectado unas 50 “plazas fantasma”, pero aclaró que la investigación sigue y se podrían detectar más contratos anómalos.

Las 21 plazas de personal bajo los servicios de Luis Rabbé y al menos otra veintena que autorizó para miembros de la junta directiva tenían sueldos promedio de unos 15 mil quetzales mensuales (dos mil dólares).

Los “asistentes” no eran personal calificado pero contaban con elevados sueldos y se investiga si los supuestos empleados cobraron el dinero o se lo apropiaban los diputados.

Por el primer caso de este tipo, investigado y desarticulado por el MP y la CICIG, el diputado oficialista Pedro Muadi guarda prisión preventiva por corrupción desde octubre pasado.

El MP anunció en junio pasado que cuando Muadi fungía como presidente del Congreso creó 15 plazas fantasma y que los recursos para este personal eran depositados en cuentas de la empresa del entonces legislador.

También podría gustarte