Rusia y Turquía reiteran su compromiso con la paz en Siria.

Rusos y Turcos unen fuerzas.

Rusia y Turquía acuerdan trabajos de cooperación entre naciones.
Rusia y Turquía sostuvieron reunión por la paz en Siria.

Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, presidentes de Rusia y Turquía respectivamente sostuvieron una reunión en la capital rusa, Moscú, en donde refrendaron hoy su cooperación total para mantener el cese a las hostilidades y ayudar a acabar con la guerra en Siria.

El presidente ruso aseguró que Rusia considera a Turquía como un socio clave con el cual está dispuesto a desarrollar un diálogo político activo al más alto nivel, además de sostener qué: “Podemos decir con certeza que nuestros países han vuelto al camino de la auténtica asociación multifacética”.

“Creemos que hay un cambio notable en nuestros lazos como resultado de nuestra reunión de hoy” mencionó el presidente turco tras afirmar que ambos países lograron superar las acciones provocativas y han completado el proceso de normalización de las relaciones entre Rusia y Turquía.

Ambos mandatarios conversaron sobre la situación en Siria y coincidieron en la necesidad de unir esfuerzos en la lucha contra los grupos terroristas.

“Debido a las acciones coordinadas de Rusia, Turquía e Irán, el alto al fuego en Siria es generalmente observado, el nivel de violencia ha disminuido significativamente”, afirmó Putin además de calificar como posible la intervención de Estados Unidos en los esfuerzos que se realizarán de manera conjunta para resolver la crisis en Siria.

Putin y Erdogan acordaron trabajar en la seguridad de los ciudadanos rusos que visiten o vivan en Turquía por lo cual pidieron a las agencias pertinentes de ambos países intensificar las medidas respectivas para garantizarla, lo anterior en el marco de una cooperación bilateral entre ambas naciones.

 

Alianza entre Rusia y Turquía impulsaría sector energético y comercial.

Los presidentes expresaron su confianza en llevar adelante el proyecto de construcción de la primera central nuclear de Turquía, Akkuyu, y que éste reciba en breve el estatus de inversión estratégica, aunque también acordaron crear un fondo de inversión conjunto para el sector de la energía.

Abordaron el asunto de las sanciones económicas impuestas por Moscú a Ankara y hablaron de mejorar incluso el comercio entre los dos países.