Rush vence a LA Park por descalificación en Arena México

México, 15 Jul (Notimex).- Rush se impuso a LA Park en la contienda estelar la noche del jueves en la Arena México, la cual terminó por descalificación y con el descontento de los aficionados, quienes al final reconocieron la entrega de ambos al arrojar dinero al ring.

En la velada que presentó la Liga Elite se esperó un duelo intenso y violento en el estelar, de esos que ambos acostumbran ofrecer cuando se encuentran en un ring y no decepcionaron, pues los dos terminaron con sangre en el rostro.

La lucha era en estilo súper libre y así lo demostraron desde el inicio, lo que aprovechó el “Toro blanco” para golpear sin compasión a su oponente, al que le rompió la máscara y dominó, pero la reacción del “huesudo” no tardó en llegar.

Y el desquite tampoco, pues golpeó una y otra vez a Rush, que también sangró de la frente. En la parte final de la batalla, LA Park golpeó con un cajón a su rival, objeto que ya habían utilizado minutos antes, y ello provocó su inmediata descalificación y el triunfo del “Toro blanco”.

Ambos gladiadores buscaron seguir en la batalla y así lo hicieron unos instantes, pero al final acataron indicaciones y se fueron ovacionados y con el reconocimiento de la gente, que les lanzó dinero.

Por su parte, Máscara Año 2000 y Universo 2000 se llevaron la ovación del respetable, pero el triunfo en tres caídas fue para Atlantis y Dos Caras, que se presentó en la “Catedral” de la lucha libre, quienes al final terminaron con sus rivales con toque de espaldas.

En tanto, la nueva “Ola blanca” conformada por Hijo del Médico Asesino, Karonte Jr e Hijo del Doctor Wagner, superaron en lucha de “juniors” al Hijo de LA Park, Hijo de Dos Caras y Rayman, donde emocionaron a la afición con algunos lances.

Por su parte, Diamante Azul se impuso en un mano a mano a Teddy Hart, mientras que Súper Crazy y Ronnie Mendoza dieron cuenta de Felino y Tiger, en un capítulo más de la rivalidad entre el “Loco de Tulancingo” y los de la dinastía Casas.

También podría gustarte