Rubén Aguirre dará clases en su escuelita del cielo: Carlos Villagrán

* El actor recuerda que conoció a “El profesor Jirafales” en el “Club de los millonarios”

México, 17 Jun (Notimex).- Rubén Aguirre, “El profesor Jirafales”, fue “un hombre sensacional y un gran amigo que ahora impartirá clases en su escuelita del cielo”, expresó Carlos Villagrán tras la muerte del reconocido actor.

“Estoy triste por su muerte. Fueron muchos años de amistad, muchos programas juntos, muchos recuerdos que ahora vienen a mi mente como cascada. Es un día difícil, pero sé que ahora pondrá su escuelita allá arriba y tendrá como alumnos a todos mis compañeros que ya se han ido”, añadió.

En entrevista telefónica con Notimex desde la ciudad de Querétaro, el entrañable “Quico”, de la vecindad del “Chavo del 8”, compartió que hace tiempo convivieron en una fiesta en la que Rubén Aguirre le presentó a Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”.

“Pero lo hizo de una forma muy chistosa. Como era muy alto, subió una pierna a un banco, yo me senté arriba de ella e hicimos un ‘show’ tipo ventrílocuo. Nos atacamos de la risa y a partir de ese momento Roberto nos contrató para grabar una serie de programas”, platicó.

Se conocieron mucho antes de “El Chavo del 8”, “El Chapulín Colorado” o las películas de “El Chanfle”.

“Estuvimos en un programa que se llamó ‘El club de los millonarios’. Fue como en 1969 o 1970 y era de concursos en el que participaban los niños que eran millonarios en salud, en alegría e ilusiones. Lo producía el cubano Sergio Peña”, recordó.

Aunque a través del tiempo han fallecido otros actores del elenco de “El Chavo del 8”, como Ramón Valdés, Angelines Fernández y Raúl “Chato” Padilla, temió que tras la muerte, hace año y medio, de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” y ahora de Rubén Aguirre, se suscite una nueva ola de pérdidas.

“La vecindad poco a poco se va yendo al cielo. Aunque es la ley de la vida, siempre es muy doloroso. Me quedo con los grandes recuerdos que vivimos juntos a través de tantos programas. Nos divertíamos muchísimo, eran risas interminables a diario, todos fuimos una gran familia”, destacó.

Debido a que Carlos Villagrán se encontraba en Sudamérica en los últimos días, no tuvo oportunidad de viajar a Puerto Vallarta, Jalisco, para visitar a Rubén Aguirre cuando estuvo delicado de salud.

No obstante, a través de llamadas telefónicas con su hija Verónica Aguirre se mantuvo al pendiente de su evolución y le envió un emotivo video que lo hizo llorar.

“Estábamos separados en cuestión de kilómetros, mas no de amistad. Desde Bolivia le mandé un mensaje en video diciéndole todas las cosas hermosas que me brotaron del corazón. Le dije que se iba a mejorar, que luchara y lo tomó a bien, pues creo que llegó a las lágrimas y eso me dio mucho gusto”.

A Rubén Aguirre, dijo, se le debe recordar como “un buen actor y excelente ser humano”.

“Todos estaremos siempre agradecidos con el público, pues sin permiso nos metimos a sus hogares durante muchos años, y a la fecha siguen pendientes de nosotros demostrándonos su cariño y admiración”, concluyó.

En los próximos días, Carlos Villagrán viajará a Argentina y después a Brasil, donde ha sido invitado por varios programas.

También podría gustarte