Rousseff condena “gran injusticia” y promete seguir lucha

Río de Janeiro, 31 Ago (Notimex).- La destituida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo en su primera reacción al voto en el Senado, que la separó en definitiva de su cargo, que es víctima de una “gran injusticia”.

Enseguida advirtió que el Partido de los Trabajadores (PT) hará la “mayor oposición que un gobierno golpista jamás tuvo”.

En un duro discurso realizado pocas horas después de la votación en el Senado, donde 61 parlamentarios aprobaron destituirla por “impeachment”, Rousseff dijo que los senadores “decidieron hoy romper la Constitución”.

“61 senadores sustituyen la voluntad de 54.5 millones de votos”, dijo Rousseff, vestida de rojo, en un pronunciamiento en el Palacio de la Alvorada, residencia de la Presidencia de Brasil que la exmandataria abandonará en los próximos días.

“No les diré ahora adiós. Tengo certeza que estoy diciendo un hasta dentro de poco. A partir de ahora lucharé incansablemente para continuar construyendo un Brasil mejor”, dijo Rousseff.

También podría gustarte