Rosario Espinoza iniciará ciclo olímpico sin saber si llegará a Tokio

México, 10 Oct (Notimex).- Con medallas de oro, bronce y plata ganadas en los Juegos Olímpicos Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016, y con 28 años de edad, de ellos 23 dedicados al taekwondo, María del Rosario Espinoza está lista para el siguiente ciclo hacia Tokio 2020.

“En lo deportivo voy a buscar el próximo ciclo olímpico, no sé si quiero terminarlo o hasta dónde llegar”, dijo hoy la artemarcialista, nacida en La Brecha, Sinaloa, el 29 de noviembre de 1987 y quien a los cinco años de edad se inició en el taekwondo.

De visita en el Comité Olímpico Mexicano, agregó que “lo único que sé es que en estos momentos vivo un sueño muy grande con mis tres medallas olímpicas, algo que siempre busqué y soñé”.

También lo único seguro en cuanto a su futuro es que “este año no compito más”, porque después del desgaste y el cansancio acumulado de los entrenamientos y el estrés competitivo, solo necesita descansar.

Durante su visita en el COM, se sentó a un lado del muro de los medallistas olímpicos y recordó que la primera vez que lo vio leyó cuatro veces el nombre del ex clavadista Joaquín Capilla y eso le sirvió de inspiración.

“(Eso) me sirvió de gran ejemplo. Ahí nació el gusanito de aparecer varias veces”, aseguró Espinoza, quien es la mexicana con la mayor colección de preseas olímpicas.

Pero no ha sido fácil, admitió, al compartir que “era tanta mi preocupación que a veces me daban ganas de dejar ese sueño o pasión por mi deporte, pero sacaba ese extra, esas ganas de seguir adelante con ese sueño y nunca me rendí. Siempre fue mayor mi deseo y pasión por mi disciplina y mi deporte”.

No habló del retiro, pero sí de dejar huella en el momento en que se vaya, de llenarse de satisfacción de ser un ejemplo a seguir por “niños y jóvenes con la meta de poner a México en lo más alto, siempre con la motivación de ir a Juegos Olímpicos y traer una medalla para dar felicidad al país”.

También podría gustarte