Reúne El Omàwari cultura de siete pueblos indígenas de México

Chihuahua, 8 Ago (Notimex).- Las comunidades indígenas O’oba, Odami, Warijios, Rarámuris, Yoremes, Yaquis y Mayos de distintas regiones del país, con sus danzas tradicionales, se reunieron para festejar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Con la celebración del 9 de agosto, el Encuentro de Naciones Hermanas Omàwari reunió el folklore cultural de las danzas tradicionales de las comunidades indígenas O’oba, Odami, Warijios, Rarámuris, Yoremes, Yaquis y Mayos de distintas regiones del país.

Dentro del Festival Internacional Chihuahua se brindó por duodécimo año consecutivo, un espacio digno para reconocer a todas aquellas formas de expresión cultural practicadas por los distintos pueblos invitados.

Estos pueblos son originarios de Sinaloa, Sonora, Yucatán y Chihuahua, el cual dio inició con la bendición rarámuri del lugar a cargo del poeta y músico Martín “Makawi” Chávez.

El Encuentro de Naciones Hermanas Omàwari muestra, a nivel nacional e internacional, parte de la riqueza de los pueblos originarios de cuatro grupos étnicos de Chihuahua, Sinaloa, Sonora y Yucatán, además de las propuestas artísticas musical, dancística y humana.

Autoridades culturales, entregaron de forma oficial los reconocimientos a Los Pilares de Mundo 2016, que corresponden a Julia Olayo y Luis Casimiro Galaviz.

Este reconocimiento es una actividad sustancial del Programa de Desarrollo Cultural Yoreme vinculada a las acciones de salvaguarda de la UNESCO, que reconoce a los portadores de trayectoria de diferencias expresiones culturales.

Doña Julia elabora ollas y otros objetos a base de barro, bordado, médico tradicional y salvaguarda la lengua materna O’oba como Don Luis Casimiro, quien también es médico tradicional en la comunidad de Piedras Azules, municipio de Temósachic.

El Instituto Chihuahuense de Cultura informó que el encuentro es una gran oportunidad para mostrar lo diverso y pluricultural de México donde se comparte la diversidad de las culturas indígenas de la región Yoreme y del resto del país.

Agregó que además de realizar el registro de los Pilares del Mundo, como parte de las acciones de salvaguardar los elementos culturales del país, se registra a los ejecutantes de la música tradicional rarámuri del Chapareke.

También se muestra el apoyo al proyecto de “Mulaka: Pueblos Originarios”, una forma de interactuar con las nuevas generaciones con herramientas como las tecnologías y videojuegos con el fin de mostrar el conocimiento de las culturas mediante la historia, mitos y personajes.

El Omàwari en esta su edición 12, estuvo compuesto por distintas actividades alternas encaminadas a la promoción y rescate de los elementos culturales como la exposición fotográfica de la artista O’oba, Selene Vargas de la comunidad de Yepachi, Temosachic.

También los talleres de lengua materna originarias del estado de Chihuahua: Rarámuri, O’oba, Odami y Warijío, que fueron impartidos en la Escuela Nacional de Antropología e Historia durante una semana.

La Cineteca Nacional extensión Chihuahua se integró a las actividades con la proyección de los documentales mexicanos “Chapareke, la Llave de la Casa de Dios” y “Son… Herencias Culturales”.

Asimismo la muestra y venta de artesanías de hermanos rarámuri, guarijío, mayo, yaqui, pima y tepehuano instalados en la ENAH y El Palomar.

El Omàwari concluyó con la presencia de danzantes y músicos tradicionales de los grupos étnicos invitados al encuentro.

Incluyó la danza rarámuri de los pintos, danza Tuburi, Pascolasl Warijíos, Yaquis, Seri, Pima, la intervención del grupo Yahal Kab de la ciudad real Dzilam González y el gran cierre con la música regional Pima.

También podría gustarte