Restricciones en base militar EEUU tras asesinato en Okinawa

El teniente general Lawrence D. Nicholson, general de marines al mando de la III división de Exploradores de Marines, durante una rueda de prensa en la base Foster en Okinawa, Japón, después de la detención de un exmarine sospechoso de TOKIO (AP) — Las divisiones del ejército estadounidense destinadas en la isla japonesa de Okinawa restringieron las celebraciones y el consumo de alcohol fuera de la base tras la detención de un exmarine sospechoso del asesinato de una mujer en la isla sureña.

El comandante de las fuerzas de marines en Japón dijo el sábado que las medidas no son un castigo, sino un esfuerzo por mostrar respeto a la familia de la víctima y guardar duelo con la gente de Okinawa.

“No deberíamos estar lanzando fuegos artificiales. No deberíamos tener grandes celebraciones y fiestas mientras el pueblo de Okinawa guarda luto. Si de verdad creemos que formamos parte de la comunidad de Okinawa, entonces también debemos guardar luto. Y lo hacemos”, dijo el teniente general Lawrence Nicholson en una rueda de prensa en una base estadounidense en Okinawa.

Los 30.000 militares estadounidenses no podrán consumir alcohol fuera de la base y se ha prohibido visitar clubes y bares. Los próximos festivales y conciertos en la base se han aplazado hasta más adelante este verano. Las restricciones entraron en vigor el viernes y se mantendrán hasta el 24 de junio.

La policía dijo haber detenido el 19 de mayo a Kenneth Shinzato, de 32 años, después de que el hombre dijera a los investigadores dónde podían encontrar el cuerpo de una mujer de 21 años abandonado en el bosque. Según la ley japonesa, puede permanecer detenido 21 días hasta que se presenten cargos. El exmarine se había casado con una mujer japonesa y trabajaba para un contratista que proporcionaba servicios a las bases estadounidenses en Okinawa.

La detención se produjo en un momento de gran tensión por los planes de reubicar una base aérea de la infantería de marina a una zona menos poblada de Okinawa. En torno a la mitad de las tropas estadounidenses destinadas en Japón se encuentran en la isla, y muchos vecinos sienten resentimiento por la carga que afrontan por la defensa de Japón y la región, y piden que la base se traslade fuera de Okinawa.

También podría gustarte