Restauran decoración del Ex Convento de San Pablo en Oaxaca

México, 1 Jun (Notimex).- Los acabados arquitectónicos de la crujía norte del Ex Convento de San Pablo, en Oaxaca, área que albergó las aulas del Instituto de Ciencias y Artes donde estudió Benito Juárez (1806-1872), fueron restaurados por expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante los trabajos se ubicaron los acabados con o sin policromía de esa parte del edificio, lo que permitió definir sus temporalidades y usos, entre ellos como espacio educativo en el siglo XIX, informó Fernanda Martínez, de la sección de Conservación-Restauración del Centro INAH Oaxaca.

A petición de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, que en 2014 adquirió el inmueble, se acordó un proyecto de colaboración con el INAH para hacer un diagnóstico del edificio que alberga la crujía norte del Ex Convento de San Pablo.

De acuerdo con el INAH, la recuperación de la mayor parte del inmueble concluyó en 2012, pero faltaba ese espacio que ahora será destinado a exposiciones culturales y una extensión de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, del Centro Académico y Cultural San Pablo.

En 2006, la Fundación inició la compra de los edificios que conformaban el convento y en 2014, adquirió la crujía norte para anexarla al Centro Académico y Cultural.

Sobre el proceso de conservación, la restauradora Fernanda Martínez explicó que se hicieron levantamientos gráficos y fotográficos, además de calas estratigráficas para descubrir la sobreposición de capas de aplanados y pintura mural que tenían los muros y bóvedas, y así saber que áreas aún contaban con estratos originales.

Durante la exploración arqueológica se encontraron los cimientos del edificio del siglo XVI, que fueron derruidos y reconstruidos en el XVII, y en la crujía norte se localizó gran cantidad de aplanados que corresponden a la época del convento.

Estos fueron recuperados, consolidados y restaurados para devolverle su aspecto y trazo original al deambulatorio norte, a las habitaciones de uso común, al refectorio y al profundis localizados en la planta baja, así como al corredor y a las celdas del claustro, en la parte alta.

La especialista mencionó que se localizó el acabado que data del siglo XVII, además de guardapolvos en color rojo, cenefas de flores y líneas que enmarcan ventanas y puertas, además hay otras capas pictóricas hechas en el siglo XIX con una gama más amplia de colores.

San Pablo fue el primer convento que se construyó en Oaxaca, aunque luego los dominicos destinaron todos sus recursos materiales y financieros para edificar el conjunto conventual de Santo Domingo de Guzmán.

También podría gustarte