República Dominicana busca a prófugos de cárcel de Haití

0

Reos se fugan de cárcel en Haití

Rubén Paulino, jefe del ejército, detalló que fueron enviados 150 militares para ampliar la vigilancia en la provincia fronteriza Independencia, donde fueron capturados algunos de los prófugos en los últimos días, incluido Clifford Brandt, por cuya liberación se produjo de forma presunta la fuga masiva.

Paulino recordó que la frontera con Haití está resguardada por 6.000 militares que realizan patrullajes las 24 horas.

El oficial detalló que la madrugada del miércoles fue capturado en Independencia, a unos 250 kilómetros al oeste de Santo Domingo, otros de los fugitivos identificado como Lodo H. Cele, de 25 años, y quien estaba preso en Haití acusado de robo.

Cele esperaba ser entregado a las autoridades haitianas el miércoles, adelantó el oficial luego de participar en una reunión con el jefe de la policía, Manuel Castro, para coordinar acciones a fin de rastrear a los prófugos haitianos en todo el país, incluida la capital.

Manuel Castro, jefe de la policía, indicó que esa institución comenzará a realizar allanamientos en lugares donde se sospecha que puedan estar algunos de los fugitivos.

Los organismos de seguridad dominicanos han recibido la lista de fugitivos y las fotos de algunos de ellos.

La fuga masiva de la cárcel de Croix-des-Bouquets, en el noreste de Puerto Príncipe, ocurrió poco antes del mediodía del domingo cuando un grupo armado atacó la prisión presuntamente para liberar a Brandt, miembro de una acaudalada familia y quien está acusado de secuestro.

Brandt y otros dos prófugos que lo acompañaban fueron capturados la tarde del martes por soldados dominicanos cuando en un vehículo todo terreno intentaban cruzar la frontera entre la zona haitiana de Cornillon y la provincia dominicana de Independencia.

Las autoridades haitianas habían ofrecido un millón de gourdes (unos 22.000 dólares) para quien diera información del paradero de Brand, quien estaba preso desde octubre de 2012 acusado de encabezar la banda que había secuestrado a dos hijos adultos del banquero Robert Moscoso, por quienes pedían un rescate de 2,5 millones de dólares.

También podría gustarte