Renace esplendor de antigua Italia en mapas de los Museos Vaticanos

Por Andrés Beltramo Álvarez. Corresponsal

Ciudad del Vaticano, 31 Ago (Notimex).- El esplendor de algunos de los mapas más antiguos de Italia ha renacido gracias a la restauración millonaria de la Galería de las Cartas Geográficas, uno de los principales sectores de los Museos Vaticanos.

Ubicada en el corazón del complejo papal, la galería custodia en sus muros a unos 40 mapas plasmados en forma de frescos. Su mantenimiento fue catalogado como uno de los más “arduos y complejos” de los últimos años por el director de los Museos, Antonio Paolucci.

Cuatro años duró la restauración, que involucró a unos 20 profesionales jóvenes dirigidos por el restaurador en jefe Francesco Prantera, y costó dos millones de euros (2.23 millones de dólares). El proyecto fue financiado por un grupo de mecenas de Estados Unidos, vinculados a la organización Patronos del Arte en los Museos Vaticanos.

La galería corresponde al corredor que conduce hasta la Capilla Sixtina, y es admirada cada año por unos seis millones de visitantes.

Su inauguración data del año 1581, tras la iniciativa del Papa boloñés Gregorio XIII Boncompagni, un culto y duro pontífice de la Contrarreforma que amaba del mismo modo la Iglesia, las ciencias, las artes e Italia.

La historia lo recuerda, entre otras cosas, como obispo de Roma que ordenó reformar del calendario civil aún hoy utilizado en el mundo occidental, y que lleva su nombre. Enseñaba derecho romano en el Alma Mater de Boloña, cuando fue creado cardenal y después Papa.

En la universidad era su colega el matemático, geógrafo y cosmógrafo Ignacio Danti, junto al flamenco Van Ortel, el científico más célebre en Europa en la teoría y en la práctica de la restitución cartográfica.

Llamado a Roma por el líder católico, fue Ignacio Danti quien proyectó los 40 mapas geográficos en frescos que, colocados por un equipo de pintores guiados por Girolamo Muziano y Cesare Nebbia, ocupan los 190 metros lineales de la galería.

Las 40 tablas se encuentran ubicadas a lo largo de las paredes largas y también las cortas correspondientes al ingreso y a la salida. Representan las regiones de Italia con las islas mayores (Sicilia, Cerdeña y Córcega) y las menores (Tremiti, Elba, Malta y Corfú).

Todas ofrecen una perspectiva aérea y en escala variable, de región en región. Las cuatro mayores ciudades portuarias (Génova, Venecia, Civitavecchia y Ancona), están en la pared de ingreso, hoy de salida porque el recorrido turístico modificó el tránsito original.

Se pueden ver dos reproducciones cartográficas de Italia: una antigua y otra moderna; y memorias figurativas de hechos militares históricos como el fallido asedio de los turcos a Malta (1565) y la batalla de Lepanto (1571).

“Uno no se aburre cuando recorre la Galería de las Cartas Geográficas de una Italia que el Papa Gregorio XIII amaba y quería visitar sin salir de los Palacios Apostólicos, porque cada valle, cada montaña, cada río, cada torrente es reconocible, cada aldea y casi cada parroquia están nombradas”, explicó Antonio Paolucci.

“Cada ciudad mayor está representada en plano, de modo que los visitantes italianos se sorprenden y son felices al ver el pueblo de origen de su familia aparecer con el nombre inmutado en el pliego de un valle o en la orilla de un pequeño río”, agregó.

La renovada galería forma parte del recorrido básico de los Museos Vaticanos, el complejo formado por antiguas residencias papales que nació hace más de 500 años y reúne una de las colecciones artísticas más ricas del mundo. El boleto de ingreso cuesta 16 euros (unos 18 dólares).

También podría gustarte