Una relación apasionada y destructiva presenta la cinta “Amor mío”

* El filme de Maïwenn Le Besco se estrena hoy en salas de cine comerciales y el circuito cultural

México, 6 May (Notimex).- Una crónica sobre un amor apasionado y destructor que se alarga durante 10 años ofrece el filme “Amor mío”, de Maïwenn Le Besco, que hoy llega con 55 copias a las salas de cine comerciales y al circuito cultural.

En entrevista, Le Besco refirió que hacía años que tenía en la cabeza hacer algo sobre este tema, pero siempre lo posponía por miedo, porque “tenía la sensación que no era lo suficientemente madura como para enfrentarme a él. Había escrito varias versiones, pero ninguna me convencía”.

La parte en que los dos protagonistas se conocen y se enamoran, dijo, “se me hacía muy cuesta arriba. No es fácil mostrar a dos personas felices sin caer en la cursilería (…) no creo que hubiera podido hacer esta película sin la ayuda de mi coguionista Etienne Comar”.

De acuerdo con la directora, en “Amor mío” fue mucho más exigente con los decorados, la iluminación y los encuadres, incluso con los actores, a quienes le pidió que hicieran pruebas.

Aseguró que se esforzó para que los dos personajes cayeran bien. “En la vida no todo el mundo te ve del mismo modo, siempre se es bueno para unos y malo para otros. También quería decir que no se escoge a la persona amada. A veces nos enamoramos de una persona que nos hace sufrir, no podemos vivir con ella ni tampoco sin ella”, anotó.

Refirió que Vincent Cassel, protagonista de la cinta, defendió a su personaje en todo momento, aunque al principio le pareció demasiado malvado, pero yo siempre le repetía que mi objetivo no era hacer el retrato de un cabrón, sino un “Yves Montand” moderno, carismático y seductor.

De hecho, compartió, a medida que avanzaba el guión, sólo le veía a Cassel el papel, de ello le llegó en el momento oportuno pues acababa de separarse de su mujer y el tema de la pareja le interesaba.

Detalló que “es un actor muy instintivo, un auténtico genio, pero no es fácil trabajar con él. Siempre tiene prisa. Cuando pregunta: “¿Qué tal?”, si no contestas en una sola frase completa, se nota que le aburres. Hay que darse prisa, ser directos. Sin embargo, le explicaba detalladamente lo que quería en cada escena, aunque le sacara de quicio”.

Es de mencionar que el discurso de la cinta da cuenta de cómo tras un grave accidente de esquí, “Tony” entra en un centro de rehabilitación, donde dependiente del personal médico y de los medicamentos contra el dolor, se toma tiempo para recordar la tumultuosa historia de amor que vivió con “Georgio”.

¿Quién es ese hombre al que adora? ¿Cómo pudo ceder a esa pasión sofocante y destructiva? En su cuarto largometraje como realizadora, la otrora top model Maïwenn continúa su línea de relatos sentimentales con escenarios de una crudeza peculiar, esta vez a partir de una tormentosa historia de amor e intrigas al mejor estilo del cine de su compatriota François Ozon.

Amor mío podrá verse en la Ciudad de México, Cuernavaca, Toluca, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Pachuca, Morelia, Querétaro, Oaxaca, Xalapa, Mérida, Cancún, Tampico y Tijuana.