Reiteran beneficios de lactancia para salud de bebés

La Paz, 5 Ago (Notimex).- La leche materna contiene el aporte nutrimental que requiere todo recién nacido para su sano desarrollo, por esa razón a los infantes se les debe criar exclusivamente con ese alimento durante los primeros seis meses de vida.

Silvia del Carmen Aguilar Rosas, capacitadora del Programa Atención a la Salud del Niño y Adolescente (Pasia), señaló que ninguna fórmula láctea, aunque sea la marca más prestigiada del mercado, logra el valor nutricional de la leche materna.

Puntualizó que la leche materna posee un sistema de proteínas que protegen a los bebés contra infecciones bacterianas y virales.

“Los niños menores de seis meses tienen mucho riesgo de enfermarse, en especial con patologías virales y respiratorias, como son neumonías o diarreas”, anotó.

En este sentido, dijo, la leche materna contiene anticuerpos (inmunoglobulinas) que permiten a los infantes tener defensas, “por ello es esencial que las madres hagan conciencia sobre los beneficios de alimentar a los bebés del seno materno”.

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Secretaría de Salud estatal promueve entre las madres la cultura y beneficios de la alimentación de leche materna en niños menores de seis meses.

Comentó que de las dudas más recurrente de las madres primerizas es la cantidad de leche que un bebé consume, ya que con frecuencia consideran que queda insatisfecho, pero el estómago del recién nacido es muy pequeño.

El estómago del bebé sólo acepta entre cinco y siete mililitros de leche el primer día. “Sí el bebé queda satisfecho y se queda dormido, la madre no debe inquietarse, ya que en menos de tres horas los infantes necesitarán ser alimentados nuevamente”, informó.

Asimismo, explicó que al paso de los días el estómago del infante se va dilatando y entonces se transmiten las defensas naturales, ya que las primeras gotas de leche que da el seno materno, llamadas calostros, son básicas para mantenerlo sano.

Refirió que estas cantidades muy pequeñas son suficientes para nutrir al niño los primeros cinco días.

Otra inquietud es la cantidad de leche producida por la madre y la propia succión del bebé puede ayudar en este aspecto, señaló.

“Para lograrlo hay que amamantarlo por media hora; 15 minutos con un pecho, sacar el aire al bebé y darle el otro pecho por 15 minutos más y, nuevamente, sacar el aire al niño, en un ciclo que debe repetirse por tres horas”, señaló.

Sugirió a madres trabajadoras extraer la leche materna y almacenarla y quien cuide al bebé lo alimente sin necesidad de recurrir al uso de fórmulas. La leche materna puede permanecer hasta una semana refrigerada y tres meses congelada sin perder sus nutrientes.

“Todas las madres tienen la capacidad de dar leche suficiente para alimentar a sus bebés, en la medida que estén sanas, bien alimentadas, ingieran líquidos en abundancia y estén relajadas”, concluyó.

También podría gustarte