Reforma educativa no está en riesgo, asegura sindicato magisterial

México, 29 Jun (Notimex).- El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, aseguró que la reforma educativa no está en riesgo, ni por intereses mezquinos ni por ajustes necesarios a su implementación.

Tanto en su discurso en el evento de entrega de créditos a los profesores mejores evaluados como en entrevista, consideró que la autoridad es la que administra la educación y no el sindicato, por lo que corresponde a la primera mejorar los procesos de cambio para que los resultados salten a la vista.

“Los procesos deben mejorarse, al ser inédita, trajo molestia e incertidumbre en algunos casos. Deben mejorarse algunas cosas, por ejemplo los procesos que están a la vista, como lo referente a planes y programas”, subrayó.

A la pregunta de qué cambios se requieren en la implementación de la reforma, insistió en que la autoridad es la responsable, pues es ella la que administra la educación.

Sobre la disidencia y su estrategia de reclamo, Díaz de la Torre indicó que es bueno que haya diferentes posturas, pues son una organización plural, pero advirtió que no deben ser rehenes de aquello que los lleve a una fractura y desarticular el sistema educativo del país.

Como dirigente de los maestros de México, hizo un llamado a que la sociedad distinga de manera clara quiénes son los verdaderos maestros, que son portadores de progreso y estabilidad, de armonía y cohesión social.

“Quién, que trabaje por la educación al servicio del pueblo, es capaz de impedir que les lleguen alimentos a los más desprotegidos de un estado; es un crimen, intereses mezquinos, políticos, que nada tienen qué ver con la educación y los derechos de los maestros”, apuntó.

El dirigente sindical manifestó su preocupación por lo que sucede en Oaxaca, por la sociedad, los niños y jóvenes, y recordó que sumados los días en que los últimos siete años no ha habido clase en esa entidad, es un ciclo escolar completo lo que se ha perdido.

“Eso es imperdonable. Que haya diferencias e inconformidades, lo admito, lo que no se vale es lastimar al sistema educativo, a los alumnos y mandar una mala imagen de maestros y debilitar al sindicato”, enfatizó Díaz de la Torre.

También podría gustarte