Recursos de sobreprecio a gasolina se destinarían a transporte público

México, 24 May (Notimex).- El Premio Nobel de Química, Mario Molina propuso establecer “un pequeño sobreprecio” a las gasolinas para que esos recursos etiquetados sean destinados a mejorar el transporte público en la llamada megalópolis.

En el marco de una reunión con la Tercera Comisión de la Permanente del Congreso de la Unión, perfiló algunas medidas que se analizan para un programa integral que revierta los altos índices de contaminación en la Ciudad de México y municipios aledaños del estado de México.

“Ponerle un pequeño sobreprecio al uso de los combustibles, eso solucionaría, si se etiquetan esos recursos” ya que se “necesita un dineral para el transporte público”.

Indicó que de este sobreprecio a las gasolinas, lo mismo es que en los Programas de Verificación donde los ciudadanos han estado dispuestos a pagarlo, se tendría recursos significativos para mejorar el transporte público.

En la sede del Senado, expuso que no habrá soluciones al problema de la contaminación ambiental de un día para otro, por lo que se trata de establecer un plan integral a mediano y largo plazo.

Ante senadores y diputados federales reconoció que no se cuenta con suficiente información sobre el origen de los contaminantes y reiteró que una buena parte de las emisiones vienen de los automóviles, que trae consigo el problema del congestionamiento vial.

El científico puso como ejemplo medidas que se han establecido en otros países para desalentar el uso de automóviles particulares y el congestionamiento vial. Dijo que en Singapur cuestan el doble los automóviles que en México y en Londres hay que pagar un peaje por entrar a centro de esa ciudad.

Subrayó que para desalentar el uso de automóviles particulares se debe mejorar el transporte público que sea rápido y eficiente, de bajas emisiones, así como cambiar el actual esquema del Programa de Verificación, que si bien al principio funcionó bien porque incentivó la compra de automóviles nuevos y menos contaminantes, dejó de funcionar por el tema de la corrupción.

Consideró que no se le ha puesto suficiente atención al transporte de carga que circula por la megalópolis, por lo que se debe establecer un programa de “chatarrización” de estos vehículos.

El presidente del Centro Mario Molina, indicó que lo más preocupante, además de las muertes por enfermedades pulmonares, es la salud de los niños que viven en esta zona del país.

NTX/LCR/RMJ/CLIMA/NALES/EXTREMO/OZONO16

También podría gustarte