Rector de UNAM pide evitar posturas radicales en conflicto magisterial

México, 23 Ago (Notimex).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, se pronunció por abandonar las posiciones fundamentalistas, corporativas y radicales en el conflicto que enfrenta la educación básica.

En la presentación del Programa Universitario de Desarrollo Social ante la Comisión Legislativa del ramo, el rector de la máxima casa de estudios pidió que se pongan por delante los intereses de los mexicanos.

Refirió que la reforma educativa ha implicado cambios en el nivel básico, los cuales “no han estado exentos de una serie de dificultades que todos nosotros conocemos”.

“Desde la Universidad hacemos votos para que se abandonen las posiciones fundamentalistas, corporativistas y radicales, y se pongan por delante los intereses de los mexicanos y se escuchen todos los puntos de vista, para poder así conciliar y encontrar soluciones en beneficio de la educación básica de calidad” enfatizó.

El rector de la máxima casa de estudios aseveró que “una educación básica de calidad representa una mejor ciudadanía y un mejor desarrollo social integral”.

Graue Wiechers planteó en entrevista la necesidad de que se establezca un diálogo constructivo “en un proyecto que no suspenda los procesos educativos”, pues “un día que se suspendan clases en cualquier nivel educativo es una pérdida para los mexicanos”.

Explicó que los niveles nivel medio superior y superior deben crecer y mejorar su calidad, pues en ambos se fincará el futuro del país.

Luego de la reforma Constitucional de hace cuatro años, en 2022 se debe lograr que todos los mexicanos tengan acceso a educación media, meta que avanza, pues actualmente la cobertura es de 75.1 por ciento, aunque hay estados que están por debajo del promedio.

Refirió estimaciones de la Secretaria de Educación Pública (SEP) que advierten que este nivel de estudios debe aumentar de cinco millones de alumnos a seis millones 200 mil en el ciclo escolar 2021-2022.

Eso significa 240 mil nuevos espacios para estudiantes de ese nivel en cada ciclo escolar en los próximos años.

En cambio, la educación superior tiene una cobertura de 35 por ciento frente a naciones desarrolladas que alcanzan 90 por ciento e incluso latinoamericanas con 80 por ciento, como el caso de Argentina, 74 por ciento en Chile y 63 por ciento en Uruguay.

Recordó que la aspiración de México es lograr 40 por ciento en 2022 y que en la actualidad la Ciudad de México tiene a cobertura de 80 por ciento, aunque entidades como Oaxaca y Guerrero en donde menos de dos de cada 10 estudiantes tienen acceso a ese nivel educativo.

Eso quiere decir que en los siguientes cinco años debe aumentar en un millón de estudiantes de licenciatura la matricula para lograr que cuatro de cada 10 jóvenes tengan acceso a ese nivel de estudios, lo cual no puede ser a expensas del mismo presupuesto.

Durante la presentación del informe, el rector Graue enfatizó que se trata de un análisis cuidadoso de la situación que guarda el país, sus fortalezas, debilidades y algunas propuestas de cambio.