Reconocen avances de ley general para la igualdad de género

México, 17 Ago (Notimex).- La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado, Diva Gastélum, destacó que aunque la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, es relativamente joven se han dado avances en la sociedad en el acceso a una vida libre de violencia y en instituciones como la familia.

Durante la presentación del “Balance de la Ley General para la igualdad entre Mujeres y Hombres: a 10 años de su promulgación”, consideró que es necesario que los avances se perciban como un hecho real, además de un blindaje de la ley en los diferentes aspectos de la vida cotidiana de las mujeres.

A su vez, la senadora perredista planteó la necesidad de implementar mecanismos que hagan “medibles” los resultados de la citada legislación. El reto, dijo, es modificar la educación patriarcal sistémica en el ámbito social, cultural, económico y familiar.

En tanto, Marcela Eternod Arámburu, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), señaló que el reto para erradicar la desigualdad es cada vez mayor, dado los obstáculos y las resistencias “inimaginables, resistencias soterradas” que ni siquiera nos damos cuenta de por dónde vienen.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, expresó el compromiso de este organismo para trabajar de manera coordinada con el Senado, a fin de fortalecer la observancia y avanzar en el diagnóstico y orientación que garanticen el respeto de los derechos humanos y la igualdad de género.

Respecto al tema laboral, refirió que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2012, dio a conocer que en todos los bloques de edades y niveles de escolaridad, existe una diferencia de entre cuatro y seis por ciento de mujeres con respecto a los hombres, que no trabajan.

González Pérez comentó que las jornadas de trabajo de éstas son mayores y van de entre 11 a 13 horas más por semana. En cuanto al trabajo remunerado, 68.2 por ciento de hombres contra 37.4 por ciento de las mujeres, rompiendo el principio de pago igual por trabajo igual.

“No podemos aspirar a una sociedad que permite el pleno desarrollo de todas las personas y se socavan las capacidades y derechos de algunos de sus miembros, la atención debe ser de un interés primordial para hombres y mujeres”, expresó.

También podría gustarte