Recomiendan ventilar casas tras fuga de hidrocarburo en Puebla

Puebla, 18 Jul (Notimex).- Especialistas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) recomendaron abrir puertas y ventanas para que circule el aire y se disperse el olor que dejó la fuga de combustóleo en la zona del municipio de Cuatlancingo.

En las primeras horas de este lunes, las autoridades estatales y municipales en Puebla recibieron el aviso de una fuga del hidrocarburo, lo que generó la movilización de los cuerpos de emergencia y seguridad pública, con el fin de acordonar la zona y controlar el derrame.

Personal de Bomberos, de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Protección Civil estuvieron en el lugar, y tras varias horas, contuvieron la fuga y cerraron la toma clandestina, señalaron las autoridades de Protección Civil estatal.

Raciel Flores Quijano, catedrático de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la UPAEP explicó que las bajas temperaturas y escasa velocidad del viento generaron que la fuga se dispersara a la mancha urbana, lo cual representó un riesgo.

“Cualquier líquido inflamable tiene una presión alta de vapor, lo que hace que se desprendan vapores y olores, y por las noches, ante las condiciones estables del tiempo, favorece que se mantengan por la alta densidad de la sustancia a nivel de piso y se desplacen lentamente”, indicó.

Flores señaló que al momento de amanecer, las radiaciones rompen la estabilidad y favorecen la concentración mínima de los gases.

El especialista consideró que no debe pasar de este día para que se disperse el olor, siempre y cuando se controle la fuga, ya que de seguir se tendrían condiciones estables en la noche y una situación como la que se vivió.

Se recomienda unos 300 metros de radio desde el punto de la fuga, por lo que Protección Civil y Bomberos tendrían que hacer el llamado para que se mantenga esa distancia de la zona considerada como caliente.

“Al salir de las casas o abrir las ventanas se percibía un olor a combustible, las autoridades confirmaron que era combustóleo, y ante las condiciones de alta estabilidad atmosférica se vio afectada una buena parte de la ciudad”, expuso.

Flores Quijano estableció que en la zona donde se presentó la fuga del hidrocarburo, el suelo está totalmente contaminado, por lo que las autoridades deben extraerlo para trasladarlo y que se pueda tratar.

“Afortunadamente se trató de una sustancia relativamente inocua en el sentido que los vapores no representaron un riesgo mayor, pero en puntos inmediatos se puede sufrir consecuencias mayores”, destacó.

Por su parte, Eduardo López Villalobos, de la Clínica Médica Universitaria de la UPAEP refirió que el gas empieza a evaporarse y el olor se dispersó hacia la ciudad, lo que no es dañino para las personas, ya que sólo podría afectar a la gente cercana a la zona del derrame.

López resaltó que los derivados del petróleo emiten gases tóxicos, como el metano y el benceno, entre otros; el primero puede provocar asfixia, de ser inhalado constantemente.

Añadió que en el caso del benceno ocasiona irritación en los ojos y la piel, puede provocar bronquitis y hasta neumonitis, que es el colapso de los bronquios con lesiones a nivel pulmonar.

“Las personas que fueron expuestas al hidrocarburo corren riesgo ante la exposición súbita y pueden tener un envenenamiento y lesiones de la piel importantes”, enfatizó.

Ambos especialistas consideraron que en el transcurso del día desaparecerá el olor y recomendaron a las personas regresar a sus hogares y abrir puertas y ventanas para que circule el aire y se disipen los olores.

También podría gustarte