Recomiendan actividades de prevención contra incendios en Nuevo León

Tijuana, 15 Jul (Notimex).- Recomiendan que la forma que tiene el país mexicano de protegerse contra un incendio es la regulación, poner un detector de humo aunque sea económico y extintores para proteger la casa y sobre todo a la familia.

En entrevista con Notimex, el presidente de la Asociación Nacional de Rociadores Automáticos Contra incendios, Carlos Morett, comentó que el problema de los incendios en México es muy grave y que los sismos y huracanes son eventos catastróficos.

Mencionó, que sin embargo, los incendios representan mucho más daño y muerte que los eventos catastróficos y que en México hay más de tres mil muertos anualmente por incendios y más de 25 mil heridos.

Indicó que los efectos registrados por la asociación mexicana de instituciones de seguros son de más de cinco mil millones de pesos.

Expresó que solamente el seis por ciento de la población tiene un seguro contra incendios y que si extrapolamos tenemos 85 mil millones de pesos, lo cual en el producto interno bruto representa una cantidad enorme, pero como no se nota no lo sentimos.

Explicó que el mundo crece hacía arriba y que si no se regulan los edificios ocurrirán más accidentes, ya que las mangueras de los bomberos llegan hasta el cuarto piso o al décimo, y hay edificios con pisos de 80 o 100 pisos.

Comentó que desde hace 160 años los incendios se pueden prevenir con los rociadores automáticos que usan todos los países de desarrollo en todo el mundo para prevenirse contra incendios y pérdidas.

Detalló que este año es muy importante porque se publica en el Diario Oficial la norma mexicana de protección contra incendio que establece el procedimiento para proteger un edificio de acuerdo con los diferentes riesgos que antes no existían en la regulación mexicana.

Expuso que el municipio de Mexicali fue el primero en establecer en su reglamento el uso de rociadores automáticos a nivel nacional, y que el punto más importante de cruce mundial como lo es Tijuana tiene que tener regulación moderna.

Mencionó que México tiene un retraso de más de 30 años en regulación, ya que todos los países de primer mundo exigen los cambios en la regulación, algunos lo hacen después de tragedias como en 1980 en Las Vegas con un gran incendio, muertes y daños.

Al analizar los efectos, expresó, de 1980 al 81 la pérdida por ingresos a la ciudad fue de un billón de dólares porque dejaron de ir un millón de turistas y en juicios y abogados se gastó un cuarto de billón de dólares, entonces uno punto 25 en ese años de billones de dólares las autoridades prefieren prevenir.

El costo del sistema de protección contra incendios representa de tres a cinco por ciento del valor de un edificio, 20 dólares por metro cuadrado, hay mármoles que cuestan 200 dólares y se prefiere la belleza a la protección sin pensar en el futuro, anotó.

Las tragedias por los incendios ocasionan el 26.9 de la totalidad de muertes por inhalación de humo y quemaduras, en lo que va del 2016 se han registrado 20 mil incendios, del año 2000 a la fecha dos mil 990 personas murieron a causa de un incendio.

El daño al medio ambiente también es cuantioso ya que en el 2012 fueron liberadas a la atmosfera 11 millones de toneladas de Dióxido de carbono (CO2), además de altos costos de cuidado médico a las víctimas.

Los incendios provocan en algunas ocasiones el desempleo temporal o permanente de miles de personas que sin previo aviso se encuentran sin recursos para poder solventar las necesidades básicas de su familia.

También podría gustarte