Reactivan exhibición de galería de castas mexicanas en Monterrey

Monterrey, 23 May (Notimex).- La “Galería de Castas Mexicanas. Rostros de nuestro mestizaje”, considerada única en su género y un tesoro artístico e histórico, con una colección mayor y recursos tecnológicos, se reabrió al público en el Museo de Historia Mexicana.

La nueva exhibición permitirá a los visitantes tener un recorrido más interactivo por la historia de México que se cuenta a través de estas pinturas, indicó el espacio cultural.

La citada galería abrió sus puertas el 28 de agosto del 2013 para mostrar la colección de pinturas de doña Lydia Sada de González, una de las coleccionistas más importantes de México, quien falleciera recientemente.

Para la creación del espacio se contó con la colaboración del Gobierno del Estado, el Gobierno Federal y empresas privadas de la ciudad.

El público que visite la sala podrá apreciar 133 pinturas realizadas por relevantes pintores novohispanos: José Joaquín Magón, José de Páez, Andrés de Islas y Miguel Cabrera, quienes realizaron las obras maestras de catedrales, conventos y retratos de personajes de la corte.

También se incluyen otros objetos históricos que permiten ampliar el contexto de la exhibición: dos cigarreras, un dechado y un costurero de la época colonial.

En su conjunto, la sala permite a la sociedad contemporánea conocer los orígenes y comprender la evolución del proceso de mestizaje que hace de México un país multicultural.

El Museo de Historia Mexicana explicó que la pintura de castas es un género único en la historia del arte, existen ejemplares en colecciones públicas y privadas de España, Francia, Austria, Estados Unidos, Puerto Rico y Argentina.

En la Nueva España, el término casta significaba “mezcla racial” y la sociedad novohispana lo aplicó por primera vez a partir del Ensayo político sobre el reino de la Nueva España, escrito por Alejandro de Humboldt a fines del siglo XVIII.

La sociedad de castas fue producto de la mentalidad del siglo XVIII, que buscaba clasificar a la población debido al crecimiento desbordado e incontrolable del mestizaje multirracial, donde los españoles peninsulares ocupaban el primer escaño y los cargos más importantes de la administración, la Iglesia, el Ejército y la magistratura.

Esta clasificación separaba a la población en tres tipos básicos: indios, negros y blancos; posteriormente surgían tres grupos secundarios: mestizo, mulato y zambo y finalmente otras combinaciones que generaron complicadas clasificaciones y nomenclaturas.

Las mezclas raciales de la Nueva España fueron complejas y variadas, a la convivencia entre indios y españoles, se sumaron otros grupos raciales como africanos, europeos o asiáticos que trajeron sus costumbres, indumentarias, alimentos, creencias y tradiciones, con lo cual se produjo un mosaico cultural diverso y original.

Sin embargo, no se sabe en qué fecha fue instituida la sociedad de castas y sólo se tiene registrada su abolición en la Constitución de Apatzingán (Artículo 15), donde José María Morelos expresó la necesidad de construir una sociedad igualitaria y proscribía para siempre “la distinción de castas quedando todos iguales”.

En tanto, el nacimiento de la pintura de castas novohispanas se remonta a 1710, agregó.

Ello, cuando el trigésimo quinto virrey de la Nueva España, Fernando de Alencastre Noroña y Silva, duque de Linares, quiso dar a conocer al rey Felipe V y su corte, las mezclas raciales de la Nueva España a través de una serie de 16 pinturas que le encargó a Juan Rodríguez Juárez, uno de los más notables pintores de la época.

Estas “curiosidades americanas” o “pinturas costumbristas” se exhibieron por primera vez en 1881 en la Exposición Americanista de Madrid.

Desde entonces estas pinturas sirven a historiadores y estudiosos como un insustituible y valioso documento para explorar la sociedad novohispana.

Esto, porque ilustran la variedad racial; los espacios sociales privados y públicos; los aspectos sociales de la convivencia familiar; las riquezas culturales, ocupaciones y oficios de época; las modas, textiles, pasatiempos y lecturas; y la diversidad de la flora y fauna de la Nueva España.

La “Galería de Castas Mexicanas. Rostros de nuestro mestizaje” puede ser apreciada en la planta alta del Museo de Historia Mexicana en horarios de 10:00 a 18:00 horas de miércoles a sábado y los martes y domingos de 10:00 a 20:00 horas.

También podría gustarte