Radiotelescopio instalado en Sudáfrica ofrece sus primeras imágenes

Johannesburgo, 18 Jul (Notimex).- El poderoso radiostelescopio Meerkat, instalado en Sudáfrica, identificó mil 300 nuevas galaxias en una pequeña parte del universo, donde previamente se había reconocido sólo 70 de estas formaciones cósmicas.

El MeerKAT, situado a 90 kilómetro de la ciudad de Carnarvon, es el prólogo del gran radiotelescopio SKA (Square Kilometre Array) que empezará a funcionar en 2020 y que contará con 64 antenas, ahora sólo funcionan 16.

De acuerdo con la previsiones, tres años más tarde el proyecto funcionará con otras antenas colocadas en Australia y otras partes del mundo que podrá dar un visión del universo 10 mil veces mayor que la que proporcionan a los instrumentos actuales.

El SKA está destinado a funcionar con tres mil antenas y permitirá explorar los agujeros negros, supernovas, la energía oscura y mirar a los orígenes del universo, además de detectar ondas de radio de objetos situados a millones de años luz de la Tierra.

El SKA utilizará miles de antenas parabólicas (“dishes”) de alta frecuencia y muchos conjuntos de apertura (“aperture arrays”) de baja y media frecuencia, de acuerdo con la página web de la entidad encargada de gestionar el proyecto.

Más de 20 países son miembros de SKA, el más grande y sensible radiotelescopio del mundo, con Australia y Sudáfrica como las principales bases de operación. El proyecto tiene su sede en Reino Unido.

“Con base en los resultados que se muestran hoy en día, estamos seguros de que después de que las 64 antenas estén en su lugar, MeerKAT será el telescopio más importante del mundo hasta el advenimiento de SKA”, señaló el profesor Justin Jonas, jefe de tecnología.

En una de las imágenes tomada por MeerKAT se ve una galaxia apróximadamente a 200 millones de años luz de distancia, donde se está utilizando gas hidrógeno para formar estrellas en gran número.

Los radiotelescopios ofrecen visiones alternativas a las de los telescopios ópticos, ya que pueden detectar gas invisible al ojo humano y permiten estudiar áreas del espacio que pueden estar oscurecidas con polvo cósmico.

El Square Kilometre Array (que viene a significar “conjunto de un kilómetro cuadrado”) será decenas de veces más sensible y miles de veces más rápido en la observación del cielo que cualquiera de las instalaciones radioastronómicas actuales.