Pugilista venezolano Jorge Linares alaba boxeo mexicano

México, 4 Oct (Notimex).- El boxeador venezolano Jorge Linares resaltó que todo está claro: el boxeo número uno en el mundo es el mexicano, donde destacan pugilistas como Saúl Álvarez y Francisco Vargas, con los que quiere compartir una cartelera.

“El boxeo mexicano siempre ha sido el número uno, hay que ser consciente. En Venezuela hay talento, pero México siempre ha sido el número uno a nivel mundial”, dijo Linares (41-3, 27 KOs) en los “Martes de café” del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Las tres derrotas que ha sufrido el campeón en receso de peso ligero del CMB han sido ante rivales mexicanos, Juan Carlos Salgado, Antonio de Marco y Sergio Thompson, las cuales le dejaron mucho aprendizaje que hoy lo tiene en la cima, “he sabido levantarme y hoy disfruto”.

“Siempre he dicho que el boxeo mexicano nunca va a cambiar, siempre va a subir, puede que existan bajones, que hayan más esperanzas, cosas nuevas con mucho talento, cada vez en el gimnasio llegan cientos (de jóvenes), los admiro, tienen un talento único, y así como van…”, agregó.

El “Niño de Oro”, quien peleó cinco ocasiones en este país, sabe que en su camino habrá otro rival mexicano, “porque así va a pasar”, o presentarse nuevamente en el país, lo cual le gustaría y “no tengo problema, me siento más comprometido y doy más cuando me toca estar fuera de casa”.

Pero lo que llama poderosamente su atención, es presentarse en una cartelera junto al “Canelo” Álvarez o con el “Bandido” Vargas, algo que la promotora Golden Boy Promotions no descarta para mayo o septiembre del próximo año.

“Me encantaría, sería un sueño hecho realidad, me encantaría pelear en una cartelera del ‘Canelo’, debajo de él, por qué no también Vargas, uno nunca sabe lo que pueda pasar el día de mañana, en el box no hay nada escrito, si se da creo que será el otro año”.

Linares, quien el pasado 24 de septiembre venció al británico Anthony Crolla en Manchester, Inglaterra, para despojarlo del cetro ligero AMB y conquistar el Cinturón Diamante del CMB, tiene siete semanas de reposo para recuperarse de una molestia en la mano, lo que aprovechará para estar con la familia.

Pero antes de volver a Las Vegas, donde vive, se dio tiempo para estar en México e irse agradecido y bendecido. “Vine de paso, fui a la Basílica, tuve la oportunidad de agradecer, de comprarme mi Virgencita, tenía mucho de no venir a esta ciudad”, concluyó.

También podría gustarte