Puerto Rico entre una deuda impagable y altos intereses abusivos

San Juan, 1 Jul (Notimex).- Puerto Rico, que tiene un grave problema de endeudamiento, salió al paso para solventar el pago de interes por casi dos mil millones de dólares, pero persisten dudas sobre cómo hará frente en el futuro ante el enorme débito.

Este 1 de julio se cumplía un nuevo plazo para que Puerto Rico abone dos mil millones de dólares a la deuda de 73 mil millones que tiene con Estados Unidos. Un nuevo impago hubiera generado una situación “caótica” con “graves consecuencias”.

Sin embargo, el presidente estadunidense Barack Obama promulgó ayer la ley para el alivio financiero de Puerto Rico, aunque reconoció que podría ser insuficiente para resolver su crisis de deuda por más de 70 mil millones de dólares.

La nueva legislación, aprobada esta semana por el Congreso, crea una junta de fiscalización monetaria que supervisará el presupuesto, el ejercicio del gasto público y el pago de la deuda.

“Por si sola no será suficiente para resolver todos los problemas que enfrenta Puerto Rico, pero es un primer paso en el camino de crear más estabilidad, mejores servicios y más prosperidad de largo plazo”, dijo Obama en la ceremonia de promulgación.

Poco antes de que el Senado cerrara y aprobara la legislación conocida como PROMESA (Ley de Supervisión, Manejo y Estabilización Económica de Puerto Rico), el Refund America Project reveló que 33 mil 500 millones de dólares no es deuda sino intereses.

El grupo de estudio sobre finanzas municipales, apoyado por el Roosevelt Institute, explicaba que una buena parte de la deuda de Puerto Rico, en concreto 33 mil 500 millones no es deuda sino un tipo de bonos con intereses que pueden ser calificados como predatorios o abusivos.

Estos bonos, llamados Capital Appreciation Bond (CAB), son emitidos a largo plazo y tienen intereses que se acumulan y sobre los cuales el acreedor no hace pagos de intereses o principal durante los primeros años.

Por la estructura de este tipo de emisión, la deuda crece con el tiempo por los intereses impagados.

En Puerto Rico, hay una deuda de $37 mil 800 millones en CAB cuyo principal es apenas de cuatro mil 300 millones, según el Refund America Project.

El resto, unos 33 mil 500 millones de dólares son intereses. En esencia la tasa que se paga por este préstamo es del 785 por ciento. Muchos de los intereses que se deben no se han sumado aún sino que son futuros.

Saqib Bhatti y Carrie Sloan, autores de este estudio, explican que además la legalidad de esta deuda es dudosa porque la mayoría pertenece a COFINA (Corporación de Fondo de Interés Apremiante).

COFINA es “una estructura que fue creada para refinanciar lo que en aquel momento se consideró como deuda extraconstitucional, un término que no está definido pero que cuestiona la legalidad de la situación”.

El 63 por ciento de la deuda total CAB de altos intereses pertenece a esta corporación. Algunos de los tenedores de esta deuda están vendiéndola y han llegado a cotizar a cinco centavos por cada dólar en el mercado secundario.

Esto significa que quien lo ha comprado esperan 95 centavos de beneficio por cada cinco que han invertido. Es una apuesta muy rentable porque supone un mil 900 por ciento de retorno de inversión.

Entre otras medidas, Refund America Project pide que estos intereses sean cancelados lo que reducirá la deuda en casi 34 mil millones “y es apropiado porque es dinero que nunca se ha tomado prestado solo son ganancias para inversionistas”.

Autoridades de Puerto Rico habían alertado al Congreso estadunidense sobre la importancia de una acción rápida, ya que la situación financiera ha impactado la dotación de servicios básicos a los 3.5 millones de residentes de la isla.

Entre los problemas enfrentados por los puertorriqueños figura la demora en el pago de pensiones, cierres escalonados de escuelas y problemas en el suministro de aparatos médicos en los hospitales.

También podría gustarte