Puebla requiere de radar meteorológico y sistema de alerta

Puebla, 10 Ago (Notimex).- Especialistas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) coincidieron en la necesidad de asignar recursos para obtener un radar meteorológico y un sistema de alerta en la materia, a fin de que la población pueda resguardarse ante los fenómenos climáticos.

José Juan Zamorano Mendoza, catedrático de la Facultad de Ingeniería en Agronomía de la UPAEP, dijo que en dos días llovió en Huauchinango, lo que en un 80 por ciento en un mes de agosto llueve, lo anterior, debido a que el máximo que se había registrado fue de 130 milímetros.

“En Huauchinango no había llovido 160 milímetros en un día, lo que habla de una cantidad muy grande, que ni la vegetación ni los cerros la detienen”, comentó.

Asimismo, destacó que en la estación meteorológica que hay en Huauchinango, el Servicio Meteorológico tiene el registro de 100 milímetros en un día y 160 milímetros en otro.

Subrayó que con ello, se pueden generar sistemas que permitan generar una alerta al estar lloviendo más de lo normal y para ello existe la tecnología.

“Con las herramientas actuales no se pudo evitar esto, debido a que no se podía desalojar a toda la Sierra Norte. Estamos hablando de un fenómeno mundial, de un asunto de cambio climático y hay que darle la importancia que tiene”, apuntó.

Zamorano Mendoza sentenció que el cambio climático debe tomarse en serio y se le deben asignar recursos, así como se tiene el monitoreo del volcán y hasta se tiene un semáforo de alerta, lo mismo se debe hacer en cuestiones meteorológicas.

“Me parece que se debe cuidar la vida, de ahí, que se pueden generar sistemas que puedan alertar a corto plazo para que sean muy precisos, pero con media hora o 15 minutos de anticipación, la gente puede hacer algo para poder resguardarse”, resaltó.

Enfatizó que los sistemas deben evolucionar en México a un nivel de precisión de municipio y comunidad como en Estados Unidos, en donde la alerta que emitieron las autoridades por “Earl”, no sólo era para Huauchinango, sino para toda la parte de la Sierra Norte.

El experto de la UPAEP mencionó, que en Puebla no hay un radar meteorológico y en todo el país hay unos cinco.

Al mismo tiempo, ejemplificó que el estado de Querétaro ya invirtió en ello y es el único que tiene uno de estos sistemas, con los que se puede ser más preciso para saber qué comunidades y municipios deben ser desalojados.

“Todo esto significa que se debe generar un sistema de alerta meteorológica efectiva, si es conveniente hacer una evaluación de lo que está pasando y por qué pasa, pero se tiene que ver hacia adelante”, puntualizó.

Refirió que hace unos cuatro años, la UPAEP hizo una propuesta de hacer una red clima en Puebla y convocaron a varias dependencias de gobierno y se elaboró un estudio junto con la Fundación Produce, para saber cuántas estaciones meteorológicas hacían falta y cuánto costaban.

Añadió que la investigación arrojó que se requerían unos 15 millones de pesos para cubrir al menos 100 estaciones meteorológicas en el estado, sin embargo, no pasó ni se autorizó.

“Se trata de un fenómeno mundial, de un asunto de cambio climático y hay que darle la importancia que tiene”, sentenció.

Por su parte, Luis Andrés Cabrera Mauleón, director de la Facultad de Ingeniería en Agronomía de esa casa de estudios, señaló que hay sistemas que transmiten vía radio.

Incluso, la información capturada en la estación meteorológica, se transmite vía Internet a servidores y en 15 minutos la actualiza, que sería el margen más reducido para actuar de manera inmediata.

Cabrera Mauleón explicó que la infraestructura de monitoreo como son las estaciones meteorológicas son unos tubos que sostienen los diferentes dispositivos que monitorean temperatura, precipitaciones pluviales y radiación solar, así como velocidad de los vientos y que registran los datos electrónicamente.

“Tan pronto se tenga esto, se debe conectar a un sistema de alerta que pueden ser las alarmas sónicas que activarían los sistemas de protección. Incluso, se deben practicar simulacros y determinar los tiempos que necesita la gente para poder salvar la vida”, subrayó.

El directivo de la institución superior afirmó que además de los sistemas de alerta, se requieren organismos permanentes en materia de Protección Civil a nivel local, que independientemente de los cambios de autoridad estén bien capacitados.

Asimismo, la sociedad debe participar en los simulacros de evacuación de las zonas de riesgo.

También consideró que las autoridades deben ser más estrictas respecto a las familias que habitan en los lugares que están en una zona de riesgo.

“Ahora bien, si ya están instaladas en esas zonas, lo que queda es poner en marcha protocolos para medir la forma evacuar y tener rutas de salida para que la gente salga inmediatamente de la zona y tenga conocimiento de hacia dónde debe ir y resguardarse”, anotó.

NTX/JGS/LCH/AJV/CLIMA/NALES/HUR

También podría gustarte