Proyectos para damnificados suman seis meses clausurados por Profepa

Acapulco, 18 Ago (Notimex).- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) confía que en breve se resuelva el problema jurídico que tiene detenidos más de 22 proyectos de vivienda para damnificados en Guerrero, clausurados por Profepa.

Desde hace seis meses dichos proyectos de vivienda para damnificados de las tormentas Ingrid y Manuel están parados tras ser clausurados por la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y se realizan trabajos de mitigación.

En entrevista el delegado de Sedatu en Guerrero, José Manuel Armenta Tello, informó que más de mil viviendas que se edifican en esos 22 proyectos no han podido terminarse de construir para ser entregadas a los damnificados.

En algunos casos, explicó, las viviendas presentan un avance significativo del 98 por ciento.

También hay fraccionamientos que están clausurados y tiene el 10 por ciento de avance, pero son obras que se han ido deteriorando al estar abandonadas y se tienen que volver hacer.

Expuso que para que la Profepa retire los sellos de clausura la Sedatu ha integrado los expedientes de cada uno y se han hecho trabajos de mitigación en los predios, además de atender los aspectos jurídicos.

“Espero que sea en breve que se resuelva este problema jurídico, porque la gente no merece seguir esperando que le entreguemos su vivienda y la mayoría está pagando renta y otras con sus familias”, subrayó.

Recordó que la Profepa detectó en 22 predios donde se edifican las viviendas para damnificados que no se contaba con estudio de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

La clausura de los 22 proyectos de vivienda hechas por la Profepa de manera paulatina se hizo desde hace seis meses. Los proyectos se encuentran en predios de Acapulco, en la Sierra de Chilpancingo, costas del estado, la sierra y Tixtla.