Protestan en Serbia contra demoliciones en la capital

Manifestantes exhiben una pancarta que dice “No ahoguen Belgrado” durante una protesta en la capital de Serbia, el sábado 11 de junio de 2016. Miles protestaron por la controversial demolición de inmuebles en un distrito de la ciudad BELGRADO, Serbia (AP) — Miles participaron el sábado en la protesta más reciente en Belgrado contra las demoliciones en una zona popular de la ciudad asignada a un proyecto inmobiliario financiado por Emiratos Árabes Unidos.

Más de 5.000 personas exigieron la renuncia del alcalde de Belgrado, Sinisa Mali, y que aquellos responsables de la destrucción de viviendas —llevada a cabo por hombres enmascarados durante una noche en abril— sean sancionados.

Las protestas civiles a causa de las demoliciones se han convertido en un desafío para el primer ministro, Aleksander Vucic, a quien acusan de encabezar un gobierno radical a pesar de su compromiso de integrar a Serbia a la Unión Europea.

Algunos manifestantes usaron el sábado pasamontañas para burlarse de las demoliciones, mientras que muchos hicieron ruido con bocinas y silbatos. Varias pancartas decían: “Las máscaras han caído, ¿el gobierno cuándo?” o “Belgrado es nuestra ciudad”.

“Las renuncias son sólo el primer paso”, dijo Luka Knezevic Strika, del grupo “No ahoguen a Belgrado” que convocó la protesta. “Los obligaremos a que reconozcan la responsabilidad de todos los que han participado (en el incidente)”.

El gobernante Partido Progresista Serbio, arremetió contra la manifestación y la describió como “un circo” organizado por las fuerzas opositoras.

Debido a las presiones, Vucic —un ex nacionalista convertido en reformista pro-Unión Europea— admitió recientemente que las autoridades de la ciudad de Belgrado estaban detrás de las demoliciones pero se abstuvo de identificarlos por nombre.

El alcalde de Belgrado, Mali, es un aliado cercano que tuvo una participación importante en el acuerdo con los inversionistas de los Emiratos Árabes Unidos para construir un sector comercial y un complejo residencial al estilo de Dubái en una deteriorada zona urbana contigua al río Sava.

Algunos arquitectos prominentes y grupos civiles han criticado con severidad el plan de Belgrado, al que consideran inadecuado para la capital serbia, así como la presunta corrupción en torno al proyecto.

También podría gustarte