Promueven derechos al juego de niños y adolescentes en BC

Tijuana, 27 May (Notimex).- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) se sumó a las actividades que por cuarto año consecutivo realiza la organización ¿Jugamos a Leer? para promover el derecho al juego de niños y adolescentes.

Alrededor de mil niñas, niños y adolescentes de diversas primarias de la ciudad se dieron cita en el Parque Estatal Morelos para formar parte de los juegos y actividades que se realizan en el marco del Día Internacional del Juego celebrado cada 28 de mayo.

La presidenta de la CEDHBC, Melba Adriana Olvera Rodríguez, señaló que jugar es un derecho que constituye un estímulo para el desarrollo afectivo, físico, intelectual y social de la niñez y la adolescencia.

Desde esa perspectiva, la ombudsperson bajacaliforniana señaló que resulta fundamental su respeto y realización para un crecimiento sano y armónico en niñas, niños y adolescentes.

Olvera Rodríguez mencionó que el derecho al juego se encuentra establecido en el Artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño, instrumento de promoción y protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes del cual México forma parte.

Según refiere el Artículo 31 de dicha Convención, los estados deben reconocer el derecho de niños y adolescentes al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar en la vida cultural y en las artes.

Además respetarán y promoverán el derecho del niño a participar en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento.

Resaltó la importancia de construir políticas públicas e instrumentos de protección de derechos humanos para Baja California que tengan en cuenta siempre el interés superior de la niñez.

En ese sentido, agregó que no omitan visibilizar a esos niños, niñas y adolescentes que por las circunstancias de su contexto y por las barreras del entorno se encuentran en situación de vulnerabilidad.

La titular de la CEDHBC expresó que las niñas y los niños son titulares de sus propios derechos y, por lo tanto, no son receptores pasivos sino protagonistas con la facultad para participar en su propio desarrollo así como en la sociedad.

También podría gustarte