Productores de Jalisco se benefician con orientación universitaria

Guadalajara, 28 Sep. (Notimex).- Extensionistas de la Universidad de Chapingo (UACH) trabajaron por tres meses con productores de Jalisco para dar valor agregado a sus cosechas, dijo el director general de Planeación y Desarrollo Rural de la Seder, Gustavo Jiménez Aguayo.

Indicó que la aplicación de conocimiento de vanguardia en la inducción del valor agregado es una prioridad para fortalecer al sector agroalimentario y una herramienta en esta vertiente son los convenios de cooperación que ha establecido la Seder con varias instituciones de educación superior.

El funcionario de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) señaló que 24 extensionistas de la Universidad Autónoma de Chapingo trabajaron durante 90 días en proyectos productivos en el campo jalisciense.

El funcionario estatal hizo notar que esta vinculación del sector académico ha traído resultados muy concretos en la transformación de las materias para que éstas tengan mayor valor agregado y al comercializarse generen mejores ingresos en favor de su cadena productiva.

Como ejemplo, citó que el convenio con la UACH ha traído que en tres meses se lograra tener, en coordinación con los productores, más de 60 productos derivados de la materia prima.

Insistió en que este ejercicio, tan sólo con los estudiantes de Chapingo, muestra los beneficios de la vinculación de los nuevos profesionistas con las organizaciones de productores, los que en este caso fueron 18 agrupaciones de varios giros, como ganadería, acuacultura, fruticultura y maíces de colores, entre otros.

Jiménez Aguayo agregó que en el plazo inmediato se reforzará la vinculación con las instituciones académicas para enfrentar retos urgentes, como el caso de la transformación de la leche de la región alteña en queso de calidad y con ello reducir la sobreoferta cíclica de leche fluida, por citar un ejemplo.

Entre los extensionistas figuran agrónomos, veterinarios, ingenieros agroindustriales y administradores, entre otros.

Entre los nuevos productos-prototipo generados de este ejercicio se tuvieron diversos quesos, mermeladas (mango, maracuyá, aguacate), chorizo de rana, galletas de maíz criollo, tejuino pasteurizado, tilapia marinada, nopal deshidratado y salsa de tamarindo, entre otros.

También podría gustarte