Procuraduría ambiental acuerda revisar verificentros de megalópolis

México, 29 Jun (Notimex).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) firmó un convenio con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y con cada uno de los estados de la megalópolis para la revisión de 446 verificentros (337 locales y 109 federales).

De esta manera, quedan sentadas las bases para que las visitas de inspección de la Profepa cumplan con el objetivo de vigilar que los centros de verificación o unidades de verificación vehicular se apeguen a lo establecido en la Norma Oficial Mexicana NOM-EM-167-SEMARNAT-2016.

Al respecto, el titular de la dependencia, Guillermo Haro Bélchez, señaló que a partir del 1 de julio de 2016, con la entrada en vigor de la Norma Emergente, se establecen nuevos niveles máximos permisibles de contaminantes.

Asimismo, recordó que se introducen sistemas de medición complementarios y modernos, se incorporan como método adicional de medición los sensores remotos y un nuevo actor en la verificación que son los inspectores de la Profepa.

Haro Bélchez subrayó que la verificación que hará la dependencia a su cargo es únicamente instrumental, por lo que las sanciones irán dirigidas sólo a los verificentros y no a los propietarios de los vehículos, por lo que “no tendremos facultades para sancionar a particulares”.

Aseguró que la información que los inspectores obtengan de su trabajo permitirá, en su caso, clausurar líneas o el verificentro en su totalidad, así como imponer sanciones económicas correspondientes.

La acciones de colaboración entre autoridades federales y estatales se establecen de acuerdo con las previsiones de la norma de emergencia, la cual entrará en vigor el 1 de julio y será de observancia obligatoria en la megalópolis.

La NOM-EM-167-SEMARNAT-2016 establece los niveles de emisión de contaminantes para los vehículos automotores que circulan en las entidades de la megalópolis: Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Esta norma establece además, las especificaciones para los equipos tecnológicos que se utilicen en la medición de emisiones por vía remota y para la realización de las mediciones.

La nueva normatividad también involucra a la Profepa en la vigilancia de los instrumentos de medición de los verificentros y las unidades de verificación vehicular del transporte público federal.

En caso de encontrarse irregularidades durante las visitas de inspección, la Profepa impondrá medidas de seguridad e instaurará procedimientos administrativos, para sancionar y corregir las no conformidades con la norma.

Las sanciones económicas a las que podrían hacerse acreedores los centros de verificación podrán alcanzar hasta 50 mil unidades de medición por cada irregularidad, de acuerdo con los criterios que establece la ley.