Presidente italiano condena muerte de refugiado por motivos raciales

Roma, 7 Jul (Notimex).- El presidente de Italia, Sergio Mattarella, condenó hoy el “gravísimo episodio de intolerancia racial” que costó la vida a un refugiado nigeriano en la central ciudad de Fermo.

Una nota oficial explicó que el mandatario pidió a las autoridades de Fermo, en la central región de Marche, expresar a la viuda de Emmanuel Chidi Namdi su “plena solidaridad” y darle todo el apoyo necesario.

El refugiado nigeriano fue salvajemente golpeado el martes pasado por un “ultra” del fútbol que antes había proferido insultos raciales contra su compañera.

Chidi Namdi murió la víspera sin recuperar nunca el conocimiento, mientras el agresor, identificado como Amedeo Mancini, de 38 años y empresario agrícola, fue arrestado acusado de homicidio.

Según la reconstrucción de los hechos, Chidi Namdi intervino para defender a su compañera que había sido insultada por Mancini y otros italianos.

La situación degeneró y el agresor, quien ya era conocido por la policía por su militancia de ultraderecha y sus convicciones racistas, golpeó y pateó en la cabeza al nigeriano, quien quedó en coma hasta su fallecimiento.

La pareja de nigerianos llegó a Italia tras escapar de su ciudad, luego de un ataque del grupo fundamentalista Boko Haram contra la iglesia local, que costó la vida a sus padres y a una hija.

Los refugiados eran huéspedes de la parroquia de Fermo, cuyo titular Vinicio Albanesi denunció que el homicidio no fue un hecho aislado y que ya antes desconocidos habían dejado explosivos frente a la iglesia en la que residen refugiados.

En tanto, el ministro del Interior, Angelino Alfano, visitó esta mañana la localidad donde tuvieron lugar los hechos para presidir una reunión del comité de seguridad y anunció que la compañera de la víctima recibirá el estatus de refugiada.

“El germen del racismo debe ser detenido antes de que genere su fruta envenenada”, dijo tras asegurar que Italia no está representada por el autor del homicidio.

Por su parte, el primer ministro Matteo Renzi condenó el asesinato y a través de Twitter dijo que el gobierno se hacía presente en Fermo al lado del párroco y de las instituciones en memoria de Emmanuel y contra el odio, el racismo y la violencia.

Las fuerzas políticas condenaron el homicidio, aunque el líder de la Liga del Norte, Matteo Salvini, conocido por sus posturas xenófobas, declaró: “es cada vez más evidente que la inmigración clandestina está fuera de control y que la invasión organizada no llevará a nada bueno”.

NTX/I/MOB/DAS/MIGRACION15

También podría gustarte