Presidente colombiano anuncia plebiscito para la paz en octubre

Bogotá, 24 Ago (Notimex).- El presidente colombiano Juan Manuel Santos aseguró hoy que la esperanza de la paz de los colombianos se hizo realidad con el Acuerdo Final Integral de Paz, suscrito esta noche entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana.

El presidente anunció que a partir de ahora se divulgará por todos los medios en el país el Acuerdo Final, cuyo texto será enviado el jueves al Congreso, a fin de convocar a un plebiscito para su refrendación, que será realizado el próximo domingo 2 de octubre.

“Hoy me dirijo a ustedes con una profunda emoción. Con gran alegría. Hoy comienza el fin del sufrimiento, el dolor y la tragedia de la guerra”, sostuvo Santos, en cadena nacional de radio y televisión.

El mandatario agregó que “hoy, 24 de agosto del año 2016, podemos decir que esa esperanza nacional se ha vuelto realidad. Hemos alcanzado un acuerdo final, completo, definitivo, para poner fin al conflicto armado” con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

“Desde el mismo inicio del proceso de paz, les dije que el proceso estaba regido por un principio: ‘nada está acordado hasta que todo esté acordado’. Pues bien: hoy podemos decir, por fin, que todo está acordado”.

Recalcó que las negociaciones están cerradas, y que el texto definitivo del Acuerdo Final es inmodificable.

Explicó que el primer punto del acuerdo es poner fin efectivo a la violencia, “lo que implica que se acaban todos los ataques y amenazas a la población”.

“Las FARC entregarán sus armas a las Naciones Unidas mediante un cronograma ya anunciado, en un plazo de 6 meses”, agregó, lo cual “significa que las FARC dejan de existir y se convertirán en un movimiento político sin armas”.

El segundo punto tiene que ver con los derechos de las víctimas a la justicia, a la verdad, a la reparación “y a que nunca más se vuelvan a repetir las atrocidades que sufrieron”, precisó.

Puntualizó que la justicia especial para la paz “será aplicada también, en forma diferenciada, a los miembros de nuestra fuerza pública y a civiles que hayan cometido delitos relacionados con el conflicto”, con garantías de que no habrá impunidad, explicó.

“Ellos (las FARC) serán investigados, juzgados y sancionados con varios años de restricción efectiva de su libertad”, y tendrán que decir la verdad y contribuir a reparar a las víctimas, advirtió.

Santos manifestó que “para desterrar la violencia, debemos llevar oportunidades y progreso a nuestros campos. Por eso acordamos un plan de inversión para el campo y para los campesinos de Colombia, que nos ayude a superar la pobreza, la desigualdad y la violencia”.

Sostuvo que habrá programas “de desarrollo para las zonas más golpeadas por el conflicto; un plan masivo de formalización de la tierra, y se creará un Fondo de Tierras para distribuirlas de forma justa a quienes la guerra les quitó todo”.

El mandatario planteó que “para que la paz sea duradera, debemos garantizar que los alzados en armas se reincorporen a la vida civil y legal”, incluida la actividad política democrática.

Las FARC “tendrán unos voceros en el Congreso, con voz pero sin voto, para discutir exclusivamente la implementación de los acuerdos hasta el 2018”, y “participarán en las elecciones con una representación mínima asegurada por dos periodos, si no logran el umbral”.

Resaltó también que el acuerdo “permitirá atacar de manera más eficaz el narcotráfico”, y que las FARC “se comprometen a romper cualquier vínculo que hayan tenido con el narcotráfico”.

Adelantó que se “pondrá en marcha un Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos, que se construirá con las comunidades, y se fortalecerán la lucha contra las finanzas ilícitas, así como los programas de salud pública para enfrentar el consumo”.

Además, se llevarán a cabo programas conjuntos de desminado.

“Ese es el acuerdo que se ha concluido hoy. Es un acuerdo que beneficia, protege y fortalece los derechos de todos los colombianos”, enfatizó el gobernante.

Santos agradeció a los países garantes y acompañantes –Cuba, Noruega, Venezuela y Chile–, a Estados Unidos y la Unión Europea, y a facilitadores como Iván Cepeda, Álvaro Leyva y Henry Acosta.

“Logramos un acuerdo que, por donde se mire, es infinitamente mejor que continuar la guerra que rompió familias, azotó regiones y nos hizo sufrir un horror que nuestros hijos conocerán, por fortuna, sólo en los libros de historia”, aseveró el mandatario.

También podría gustarte