Presidente de Afganistán pide acelerar transición en materia de seguridad

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, llamó hoy a que las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) abandonen las localidades del país tan pronto como sea posible y se mantengan en sus bases. Ante embajadores afganos y cónsules generales en la tradicional reunión de fin de año, Karzai señaló que las tropas de la coalición internacional deben transferir la seguridad a las fuerzas locales en las aldeas en donde todavía permanecen.

En su discurso, señaló que los contingentes de la alianza atlántica deben regresar a sus respectivas bases antes de su retiro del país, previsto para finales de 2014, reportó el canal afgano de noticias Khaama Press.

El presidente afgano afirmó que las fuerzas de seguridad locales deben resguardar la seguridad en toda la nación para 2013, un año antes de la retirada de la mayoría de las fuerzas internacionales.

Karzai consideró que tan pronto este proceso de transición se complete será mejor para la seguridad de Afganistán, amenazada por la fuerte presencia de los talibanes en varias regiones del país del suroeste asiático.

El jefe de Estado explicó que a partir de mediados de 2013, Estados Unidos y sus aliados operarán menos bases, por lo cual la retirada de los suministros y equipos militares en Afganistán se acelerará.

“Va a haber un cambio en nuestras relaciones con el mundo en 2013”, dijo Karzai, al presentar la nueva estrategia afgana en política exterior.

“Las fuerzas estadunidenses y de la OTAN van a retirarse a finales de 2014, pero antes, en 2013 la transición de la seguridad va a ser completada y no habrá ninguna actividad militar de fuerzas extranjeras en Afganistán”, añadió.

“Estamos trabajando para que esta transición de la seguridad suceda pronto. Queremos que todas las fuerzas extranjeras salgan de las aldeas y se vayan a sus bases para que las fuerzas afganas puedan llevar a cabo las tareas de seguridad plenamente”, anotó.

El discurso de Karzai se da cuando las últimas tropas combatientes francesas partieron este sábado de Kabul, dos años antes de que la fuerza internacional se retire de manera definitiva de Afganistán, cumpliendo con una promesa del presidente de Francia, Francois Hollande.